SOTR 1

Ufff, después de mucho tiempo sin traducir así, me cansé un poco.

Bueno, comenzamos con la Sovereign Of the Three Realms, la nueva novela =D

Sin más……..


Capítulo 1: Hijo del Emperador Celestial, Reencarnación y Renacimiento

Jiang Chen sintió como si su cerebro estuviera hecho de gachas – como si estuviera en un sueño, pero este sentimiento era mucho más real que eso. Cada pulgada de su piel, cada hueso de su cuerpo, clamó en agonía.

“¿Estoy muerto? ¿Estoy sufriendo a través del fuego del purgatorio que está en el infierno?”

El primer instinto de Jiang Chen también fue que estaba muerto, pero ese indicio tenue de respiración en su cuerpo al parecer le recordó otra cosa – aún estaba vivo.

Después de quien sabe cuánto tiempo, Jiang Chen repentinamente se forzó a abrir sus ojos con lucha, pero encontró que estaba en un ataúd.

¿En un ataúd? ¿Entonces, en realidad estoy muerto? Jiang Chen se puso deprimido.

“Que risa, yo, Jiang Chen, hijo del Emperador Celestial, que nací con una constitución Yin y debido a eso no pude practicar el Dao marcial. Incluso cuando padre refinó la Píldora Sol Luna tal que pudiera disfrutar la vida mientras que los cielos existieran, aún convirtiéndome en la carga de mi padre y sucumbí a la muerte cuando el cataclismo descendió de los cielos…..”

“¿Eh? ¿Qué sucede con mis meridianos? ¿Hay verdadero Qi fluyendo a través de ellos? Es bastaste débil….. ¡Espera! Este…….este no es mi cuerpo, definitivamente no es mi cuerpo! Nací con una constitución Yin, ¿Así que, cómo es posible que tenga el verdadero Qi presente en mi cuerpo?”

“Y, si en verdad estoy muerto, ¿Cómo puede haber verdadero Qi fluyendo a través de mi cuerpo?”

Era como si un choque eléctrico pasara a través del cerebro de Jiang Chen mientras estaba acostado en el ataúd. Al mismo tiempo, se dio cuenta que el cuerpo que estaba acostado en el ataúd no le pertenecía a él.

“Esto…..¿Qué es esto? ¿De quién es este cuerpo?” Este inesperado descubrimiento le trajo ambos, sorpresa y diversión a él.

Rápidamente descubrió unos pocos fragmentos de memoria en el cuerpo.

“¿El dueño de este cuerpo también se llamaba Jiang Chen? ¿El hijo el duque de la providencia Jiang Han en el Reino Oriental? El nombre es correcto, pero obviamente no soy yo! Soy el hijo del todopoderoso Emperador Celestial – ¿Cómo me volví en el retoño de tal mundano Reino?” La mente de Jiang Chen estaba llena de preguntas.

“¿En realidad morí en el cataclismo? ¿Es esta la re-encarnación referida en las leyendas? Los cielos se agrietaron y la rueda de la vida se aplastó……debería hacer sido aniquilado en el cataclismo sin ninguna esperanza de viajar a través de la rueda de la vida! Así que esto significa……¿Que en realidad he re-encarnado?” Jiang Chen finalmente confirmó esta nueva realidad después de examinar los fragmentos del pasado de la conciencia de Jiang Chen.

“A pesar que fui el exaltado hijo del Emperador Celestial en mi vida pasada, aún fui privado de la cultivación debido a mi constitución Yin. Aún, ahora que he re-encarnado en el hijo del duque de tal monótono reino, he ganado el potencial para entrenar……Oh la ironía!”

“Los cielos fueron destrozados y el orden se derrumbó…….Yo, Jiang Chen, viví un millón de años en vano en mi vida pasada. Aunque morí con el sol y la luna, no pude ofrecer ninguna ayuda cuando el cataclismo llegó. Una constitución Yin no puede entrenar, y así es condenado a siempre estar en la merced de los otros. Mi destino fue así de como una mota de polvo flotando – fácilmente disipado con el soplido del viento”

Jiang Chen se puso más pesimista, perdido en sus pensamiento mientras pensaba en el trato que sufrió en su vida pasada, y de su padre quien había desarrollado la Píldora Sol Luna con una gran costo, para que el cuerpo mortal de su hijo pudiera disfrutar de la vida como la del sol y la luna.

Él sabía que esta separación de la vida y la muerte posiblemente era una eterna despedida!

Aunque vivió un millón de años, aunque poseía una gran inteligencia – cuando pensó que su padre, el Emperador Celestial, laboriosamente tomó cuidado de él, lágrimas de calor aún se concentraron en sus ojos.

Sabía, los cielos estaban destrozados. Aunque si no fuera como el todopoderoso Emperador Celestial, era casi imposible sobrevivir al Cataclismo.

Jiang Chen se puso trastornado mientras sus pensamientos viajaban por el final del camino.

Sin embargo, era como si un trueno rompiera su alma cuando su alma tocó los meridianos de su cuerpo. Era como si un hombre moribundo de sed se encontrara con un resorte dulce!.

El lento movimiento del verdadero Qi era demasiado débil, débil al punto de casi desaparecer. Pero era un frágil indicio del verdadero Qi que avivó sus llamas de la vida y espantó esos pensamientos depresivos.

“¿Práctica? Heh, entrenar! Una vez esto fue un ridículo pensamiento para alguien con una constitución Yin como la mía. No pude entrenar en mi vida pasada, pero nunca me adherí a ese destino. Ahora que he ganado el potencial de entrenar debido a la re-encarnación, ¿Esto no es una apertura que la puerta del destino ha abierto para mí?”

“Fui el exaltado hijo del Emperador Celestial, y una carga de la Librería Tianlang por millones de años. He examinado incontables libros y pergaminos. Estuve familiarizado con todas las disciplinas y métodos de entrenamiento. Fui sin igual y reconocido por los logros en mi Dao de alquimia, pero mi conocimiento por siempre fue detenido y sólo teórico; en un nivel abstracto. Ahora que he ganado la capacidad de entrenar gracias a la re-encarnación. ¿De qué debo tener miedo? ¿Por qué razón debería, yo, Jiang Chen, bajar mi cabeza en derrota?” Jiang Chen sintió un peso aliviado en sus hombros mientras exploraba la línea del razonamiento.

Esas emociones negativas lentamente habían desaparecido. Sintió que su re-encarnación era un punto de cambio que interminablemente cambiaría su vida!

De hecho, desde la perspectiva de la vida pasada de Jiang Chen, la identidad del hijo de un ordinario noble era completamente inconcebible.

Pero incluso la persona más baja poseía una calificación que no tenía en su vida pasada, y esa era la calificación de entrenar!.

La calificación de entrenar era como empezar desde la línea de la carrera.

Aunque era una persona eminente en su vida pasada, tan alto como los dragones y los fénix, sólo pudo observar desde la esquina.

Ahora, a pesar de su ordinariez de su actual vida, a pesar de ser como una hormiga, tenía la calificación de dar un paso para empezar en la línea y tomar su lugar.

El camino del entrenamiento era incesante e inmenso. Mientras que uno tuviera un buen futuro, uno podía transformarse y convertirse en un todopoderoso. Incluso las plumas podían ser pegadas a las hormigas para que despeguen a los cielos!

Y ahora, una oportunidad ha llegado.

El hijo del Emperador Celestial, cuidador de la Librería Tainlang. Había botado sus millones de años de vida casi enteramente en estudiar. No sería una exageración decir que era una enciclopedia caminante y contenía el conocimiento del mundo.

Su vientre lleno de teorías que abarcaba desde los cielos divinos hasta la tierra común, no había ningún tema con el cual Jiang Chen no fuera familiar.

Aunque Jiang Chen no pudo entrenar en sus aburridos años de su vida pasada, amaba tomar discípulos y conducir los experimentos con ellos, probando una teoría tras otra.

Perdió la lista de cuantos prodigios había creado en toda su vida.

¿Qué era la oportunidad?

Había re-encarnado con las memorias del hijo del Emperador Celestial, y había ganado el cuerpo del desafortunado heredero del ducado, Jiang Chen.

Aquellos experimentos que había conducido con sus discípulos finalmente ahora podían actuar en sus propias manos!

Esta era la oportunidad!

Jiang Chen fuertemente se contuvo a sí mismo.

En este momento, un llamativo choque sonó, como si algo hubiera sido cortado y chocado.

Crash!

“Jiang Ying, encuéntrenlo! Descúbranlo a todo costo!” Jiang Feng, el duque de Jiang Han, furiosamente golpeó un florero, casi deseando quemar el reino en su enojo.

“Su alteza, ya tenemos una pista” Jiang Ying respetuosamente habló, vestido de los pies a la cabeza de negro. “Aunque el joven maestro no era diligente con el entrenamiento, aún era un luchador del verdadero nivel Qi. El control de su cuerpo era absoluto. A la vista de tales importantes ocasiones, no habría perdido el control y el gas hubiera pasado“

“Entonces, alguien está detrás de esto? ¿Alguien intencionalmente quiso avergonzar a Chen’er durante los Ritos de la Adoración Celestial, para así hacer enfurecer al rey y ser ejecutado?” El tono de Jiang Feng había decaído a un punto peligroso.

“El joven maestro comió el desayuno con sus amigos en la Grúa Otoño esta mañana. No descubrimos nada cuando fuimos a investigar en la Grúa Otoño, pero encontramos señales de “Tres Polvos de la Risa” en el cuerpo del joven maestro”

¿Tres Polvos de la Risa?

La cara de Jiang Feng se oscureció, ¿Cómo no podría conocer los “Tres Polvos de la Risa”? Este objeto limpiaba los pasajes internos de una persona. Aunque no tenía ningún otro efecto, causaría que el Qi de la persona se hundiera en su cuerpo, y sería emitido en todas las partes de su cuerpo.

La expulsión del detestable gas de su hijo el cual enfurió al rey durante el Rito de la Adoración Celestial no vino de quien sabe dónde, definitivamente era debido a los “Tres Polvos de la Risa”.

“Al parecer en vez de ser una coincidencia, esto era una tortuosa, y premeditada trampa!” Jiang Feng fácilmente llegó a esa conclusión después de conectar los puntos.

“Su alteza, aquí está la lista de quienes comieron el desayuno con el joven maestro. Sin embargo, todos ellos son los hijos de otros duques, así que será difícil descubrir quién es el culpable” Jiang Yin era la mano derecha de Jiang Feng, y era su más fiel vasallo.

“Ve, ve e investiga a fondo este asunto! Incluso si pierdo mi ducado, incluso si soy desgarrado, no me sentaré con los brazos cruzados cuando mi hijo ha sido asesinado”

Jiang Feng no creyó en las estupideces de la absoluta obediencia al señor de uno. Estupidez absoluta!

Las generaciones de la familia Jiang habían trabajado sin cesar por la familia real del Reino Oriental por generaciones, defendiendo las tierras, peleando en guerras y firmemente sosteniendo sus posiciones. Habían ganado su único ducado a un alto costo, pero ahora su único hijo fue sin ceremonias azotado a la muerte?

Un vasallo no tenía ninguna necesidad para ser leal si el señor no era bueno. Si todo se redujo a lo mismo, entonces, rebelión!.

Sentía como si un volcán estuviera a punto de hacer erupción en su pecho siempre cuando Jiang Feng pensaba en la fría expresión del Rey Oriental Lu mientras le daba la orden de matar; la visión de sus enemigos regodeándose en ese momento, o el hijo que había sido vencido más allá del reconocimiento mientras estaba acostado en su ataúd.

Enganchado en regresar de inmediato a su territorio y estampar en la ciudad con cientos de miles bajo su bandera. Para dejar ríos de sangre fluir en las calles!

Al escuchar esas palabras, combinada con las vagas memorias dejadas en el cuerpo, Jiang Chen toscamente entendió lo que sucedió.

Resultó que el anterior dueño de este cuerpo había desafortunadamente sincronizado un pedo durante los Ritos de la Adoración Celestial.

Esos ritos eran organizados por el más sagrado templo en la ciudad, y atendían el rey y todos los 108 nobles del Reino Oriental con el fin de orar a la amada hija del Rey Oriental Lu.

El rey y sus nobles habían comenzado muchas preparaciones antes de los Ritos, tales como la comer, bañarse, y cambiarse a ropas limpias, como también quemar incienso de lavanda.

En otras palabras – cada uno se había organizado apropiadamente, y arreglarse a la perfección con el fin de convencer a los cielos de su sinceridad para obtener bendiciones con éxito.

Cada uno estaba efectuándose sin problemas.

Pero justo como el rey y sus nobles se habían inclinado en el templo para orar, Jiang Chen dejó salir un extremadamente audible pedo.

Uno tenía que saber que inclinarse en oración era la parte más importante de todo el rito. Un absoluto silencio necesitaba ser mantenido durante esta parte. Esto era como uno podía comunicarse con los dioses y demostrar su devoción.

Sin embargo, el rudo pedo de Jiang Chen rompió el silencio y quebró su digna reunión.

Todo el mundo sabía que los pedos estaban comprimidos de gases enfermizos y eran extremadamente defectuosos. Si esto hubiera sucedido durante una reunión casual, habría sido simplemente pasado de largo mientras que cada uno sostenía su respiración.

Sin embargo, el lamentable pedo de Jiang Chen era oloroso y duradero. Era una ofensa a los dioses! El más alto santo en cargo de los procedimientos del rito estaba horrorizado y comenzó a maldecir bien alto, como si el pedo hubiera destruido el pilar del mundo y estuviera causando a los cielos ceder.

Esto despertó el gran enojo del Rey Oriental Lu, mientras adoraba a su amada hija así, y llamó a los guardias para arrastrar a Jiang Chen y golpearlo hasta la muerte!.

Incluso luego, su enojo no fue abatido y dio la orden de colgar el cadáver de Jiang Chen en las paredes de la ciudad para los buitres y los carroñeros.

Jiang Chen incluso habría tenido un cuerpo afuera si los nobles del Reino no hubieran persuadido al rey de otra manera, apuntando abiertamente al mostrar el cadáver sería vulgar e incivilizado, e impactaría la suerte del reino.


Jajaja, buen capítulos para mi gusto, algo inesperado sucedió.

4 comentarios sobre “SOTR 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s