TZK L1-C3

Capítulo Tres: ‘Vuestro camino no será gentil…

Regresar a escondidas a su casa había sido toda una tarea. Él no podía haber muy bien ido a través de la puerta frontal; estaba seguro que habría despertado a uno o sus dos padres. Así que en vez, escaló el muro a la ventana del baño–un muro el cual claramente no estaba destinado para ser escalado. Perdió la cuenta de cuantas veces se cayó. Garovel eventualmente sólo decidió potenciar su cuerpo de nuevo, así que Hector finalmente pudo volver a su habitación y en alivio a su cama.

Muy pronto, sin embargo, la alarma del despertador se disparó.

Oops, lo siento. Tiempo de levantarse

Gruñó en su almohada. “Oh, sólo… sólo vete a la mierda. En serio… No saldría de esta cama justo ahora incluso si le prendes fuego…”

Garovel le palmeó la cabeza. ‘Está bien. Puedes ponerte al día con tu sueño más tarde

Sintió que sus parpados se alejaron, el peso de ellos se suprimió completamente. Su cansancio se fue, se dio cuenta, y se levantó. Miró a Garovel. “¿Por qué no hiciste eso más temprano?” Hizo una mueca mientras sus dolores intensos abovedaban músculo a músculo de todo su cuerpo. “¿Y por qué no haces algo sobre este dolor también?”

Lo siento, pero es realmente necesario que se vaya por cuenta propia. Te dije que esperaras dolor, ¿O no?

Hector se levantó lentamente y se arrepintió cada momento de esto. “Agh, oww…”

Es malo si siguiera posponiendo los dolores de recuperación y cansancio. Sólo se convertirán más fuertes más tarde

“¿Sólo no puedes… ugh… posponerlos para siempre?”

Sí, entonces un día, lo olvido, o terminamos separados por un largo tiempo, y ¿Adivina que sucede? Experimentarás un dolor tan fuerte, que te volverá loco en realidad

Suspiró. “Okay, bien…”

Estás de mal humor por las mañanas

Hector parpadeó y se enrojeció. “Ah–lo siento. No trato, ah, no trato de ser rudo…”

Garovel al parecer se divirtió. ‘Está bien. No estés tan preocupado

Se alistó para la escuela y se fue, sin la necesidad de decir un adiós a sus padres quienes ya se habían ido, y llegó a la parada de autobús justo mientras este se detenía en la acera. Garovel continuamente flotó junto con él, incluso manteniendo el paso con el bus justo afuera de la ventana de Hector. Nadie estaba sentado al lado de él.

La Escuela Secundaria Calman era notoriamente congestionada. Estaba asentada en una calle altamente concurrida, sus siete pisos carecían de impresión a comparación de cada edificio alrededor de esta, y puesto que la propiedad no era en absoluto grande para albergar cualquier tipo de campo o instalaciones de todo tipo, hasta el último de los cursos de educación física y equipos deportivos de la escuela tuvieron que ser exportados a edificios alquilados. Un octavo piso estaba siendo añadido con el fin de hacer frente al número de estudiantes, pero ese pobre alivio todavía estaba a meses de realizarse.

Hector llegó a su clase de matemáticas de la mañana y tomó su asiento en la esquina trasera de la habitación, agradecido por al menos tener dos paredes a sus lados en vez de tener un par de cuerpos calientes respirando en su cuello.

Algunas veces parecía una cosa extraña para él que se podía sentir tan solo con tantas personas alrededor suyo, pero entre más pensaba sobre esto, más suponía que ese era exactamente el problema. Se preguntaba si alguien más se sentía tan perdido en la multitud como él lo hacía. Y ahora, siendo un no-muerto y ver a Garovel flotar entre los estudiantes como el profesor inaccesiblemente más temible en el mundo, Hector también comenzó a preguntarse si una escuela en donde todos se conocían entre sí hubieran cambiado su vida, o su muerte.

Garovel colgó entorno a lo largo de sus primeras clases, haciendo la observación ocasional sobre como nadie en esta habitación estaba a punto de morir o apuntando sin precisión en la lectura del maestro. Honestamente, Hector estaba alegre por la compañía, extraño que fuera, no estaba completamente seguro por qué el segador estaba quedándose. Seguramente, Garovel tenía mejores cosas que hacer que observar la lección de geografía sobre las regiones tropicales del continente Eloan. Hector se abstuvo de preguntarle, sin embargo, pensando que tal vez podría hacer que Garovel se fuera.

Pero a medida que la lectura del maestro continuaba y se trasformada en uno de los eventos actuales, de disturbios civiles y brutalidades en el mundo moderno, una pregunta más seria comenzó a elaborarse en la mente de Hector; y cuando era el tiempo para el descanso del almuerzo, él decidió pedirle a Gavorel una respuesta.

Hay algo más que quiero saber’ Pensó Hector, sin querer verse como un niño loco en la esquina del comedor quien estaba hablando consigo mismo.

¿Sí?

Uh… ¿Por qué no vas a un lugar más importante?

Garovel levantó su ceja ósea, ‘¿Discúlpame?

No, digo… uh… ¿Por qué estás intentando ayudar a las personas aquí en Brighton? Digo… con toda la mierda horrible que sucede en el mundo, ¿No hay otros lugares que necesiten ayuda…? No es que, uh… no es que piense que impedir asesinatos no es importante en absoluto, pero, ah… hay muchos países en guerra en el sureste, sabes…

Sí, lo sé. El conflicto de Korgum-Dozer. Y la guerra civil de Kavian en el norte. Y Jesbol y Horsht lejos al oeste. Estoy muy consciente

¿Entonces por qué estás aquí?

Tal vez piensas que soy el único segador en el mundo

Hector parpadeó.

No lo soy, simplemente para aclararlo. Meramente soy uno de los cientos de miles. Y aunque es cierto que la mayoría de nosotros no toma sirvientes, el número de nosotros quien aún terminamos haciendo eso es bastante substancial…

Entonces… ¿Estás diciendo que otros segadores tienen cubiertas las áreas desgarradas por la guerra? Porque eso no en verdad–

Garovel sacudió su cabeza. ‘No, no. Desafortunadamente, las circunstancias son apreciablemente más complicadas que eso’ El segador flotó alrededor de la mesa. ‘Aquellos de nosotros que decidieron tomar un sirviente y envolverse a sí mismos en el mundo… bueno, no estamos de acuerdo el uno al otro

Oh, tratas de decir… oh…

Sí. Especialmente es frecuente en las zonas de guerra. Algunos de nosotros se van a un lado del ejército, mientras que los otros al lado del ejército opuesto. O algunos forman sus propios lados, tal vez intentando proteger a las personas del fuego cruzado, o tal vez… no

Hector estaba sentado en su silla. ‘Espera… ¿Estás diciendo que… algunos de ustedes actualmente están intentando hacer cosas malas?

Garovel asintió, ‘Tal vez dependa de tu perspectiva, pero… sí

Pero… ¿Por qué? No…

Como dije, no siempre estamos de acuerdo el uno al otro. Eso se extiende hasta las preguntas más esenciales, también. Tales como si las vidas humanas valen la pena de proteger o no en primer lugar

Eso… eso suena horrible…

¿Ves? Si pisamos el campo de batalla, es casi de seguro que nos encontraremos con otros segadores con sirvientes. Y francamente, estás muy lejos de estar listo para eso. Sus sirvientes te convertirán en polvo

Soy imposible de matar, pensé

Lo eres, pero yo no. Y hasta que seas capaz de protegerme, seguiremos con un perfil bajo. Tal vez sea una parca, pero no tengo el deseo de morir

De acu-erdo…

Pero hay una razón en específico del por qué elegí Brighton’ Dijo Garovel, titubeando ligeramente, ‘Hay algo… inquietante sobre esta ciudad

¿Inquietante? ¿Qué tratas de decir?

Garovel dio una expresión tensa, ‘No estoy seguro. Hay una presencia en la ciudad que nunca había sentido antes. Y está escondiéndose. Creo que tal vez seamos capaces de sacarla, dado el momento

Oh… Hmm

¿Tienes otra pregunta? Siéntete libre de preguntarme cualquier cosa

Hector mordió una manzana. Masticar utiliza más músculo del que se dio cuenta, y sentía que su cuello y rostro dolían en protesta. ‘Actualmente, hay algo. Esa mujer de anoche… ibas… digo… ¿Ibas a dejarla morir? Con el fin de atrapar al asesino, digo. Si no hubiera interrumpido, la habrías–

Whoa, whoa, tranquilo. El plan era tener a la policía atrapándolo en medio de la tortura, no con el cuerpo muerto. La razón del por qué estaba tan cerca de asesinarla fue porque lo asustaste al tocar la puerta. De otra manera, habría sido torturada toda la noche, lo cual le habría dado a la policía un amplio tiempo para llegar

Oh… bien… Entonces… entonces sólo arruiné las cosas, entonces…

No, lo hiciste bien Hector. De hecho, tu intervención aseguró que no se desarrollara una situación de rehén’ Garovel lo miró por un momento. ‘Sin hacer un error, este es un territorio peligroso en donde nos vamos a dirigir. La idea es ser inteligente y hacer lo mejor en la situación que ya están terribles. Algunas veces, no habrá una buena elección para escoger, y sólo tendremos que soportarlo. Afortunadamente, eres bastante duradero ahora

Una copa de chile pasó sobre la cabeza de Hector, y él abruptamente se dio cuenta que una guerra de comida había sido desencadenada pocas mesas lejos de él. Un perro caliente medio mordido aterrizó en su regazo y untó salsa de tomate sobre toda su camisa.

“¡Oh mierda!” Vino una voz de la multitud. “¡Lo siento camarada!” Esto pertenecía a un joven que él sabía que era Micah, quien sonreía en disculpa. Micah tomó un pedazo de puré de papas en su rostro.

Se ve divertido’ Dijo Garovel. ‘Un increíble desperdicio, pero divertido

Hector fue a levantarse y tuvo que ahogar un gemido. Cuando no se movía, apenas podía olvidar que cada músculo de su cuerpo lo odiaba en este momento. Hizo su camino hacia el dispensador de servilletas en la mesa de condimentos, pero alguien chocó con él. Se giraron, presumiblemente para disculparse, pero se detuvieron.

Cuando Hector vio quien era, evitó los ojos de ella y ofreció una disculpa.
“Lo siento Davia”

Ella lo miró como si estuviera dirigiéndose a una pared en blanco. “¿Por qué te estás disculpando?” Dijo ella, “Me choqué contigo, ¿No?”

Hector no tuvo oportunidad de responder.

“Miraré a donde voy la próxima vez” Dijo ella. “No le digas a nadie, Hector” Ella lo dejó solo.

¿Qué fue eso?’ Preguntó Garovel, flotando más cerca. ‘¿Incluso no le puedes hablar a una chica? Si recuerdas, sólo necesitaste una mano para derrotar a un asesino serial, ¿Cierto? ¿No le hizo nada a tu autoestima?

No, eso no es lo que fue. Ella es… digo… No… Es porque ella es del club de carpintería y… yo…

¿Hmm? ¿Tienes una historia con ella?

Hector le inclinó su frente al segador. ‘¿No… no lo sabes?

Garovel meramente agitó su cabeza.

Creí que sabías todo sobre mí…

Ocasionalmente te seguí un par de veces en el transcurso de los siete meses. No sé toda la historia de tu vida

Ci-cierto…’ Hector se ocupó de la mancha en su camina. La marca roja le recordó la camisa llena de sangre que botó anoche.

¿Entonces? ¿Quién es ella para ti?

Él miró a la dirección que ella había tomado y vio que comía con un grupo de estudiantes. ‘Casi fui parte de su grupo’ Dijo. ‘Casi… Casi fuimos amigos, supongo…

Garovel lo siguió de regreso a su mesa, pasando a través de un jugador de lacrosse. ‘Lo tomé, y las cosas no terminaron muy bien

Hector no respondió.

Dime que sucedió

Él suspiró y agarró su tenedor. ‘¿Por qué?

¿Recuerdas lo que te dije antes? Me ayudarás, y yo te ayudaré

Gracias, pero… No hay nada para ayudar con…

Incluso así, me gustaría saber más sobre eso

Un remolino de gratitud corrió a través de él como un escalofrío, y Hector escondió su rostro hacia abajo, como si su comida fuera absolutamente fascinante. Por un increíble momento, pensó que actualmente podría estar llorando, lo cual sólo hizo que se ruborizara. Deseaba poderle decir a Garovel que tanto significaban esas palabras para él, pero no pudo. No sabía que lo estaba deteniendo, y odió a cualquiera cosa que fuera, pero no pudo.

Por fin, Garovel cedió. ‘Bueno, hazlo a tu manera

Cuando Hector finalmente levantó su mirada, esperando que su rostro rojo se haya ido, observó las secuelas de la guerra de comida. Muchos estudiantes estaban limpiando el desastre bajo la supervisión de los maestros y custodios. Incluso después que la campana sonara, todavía seguían haciendo la limpieza.

Voy a comprobar algunas cosas mientras estás en clase’ Dijo Garovel. ‘Me reuniré contigo después de la escuela, potencialmente con una nueva tarea, entonces prepárate

Hector sintió un poco de pánico. ‘Ah–um… ¿A dónde vas?

A la estación de policía, entre otros lugares. Me gustaría darle seguimiento al caso de nuestro asesino serial, para asegurarme que no hay ningún problema

Um… por favor… um…

¿Hmm?

Por favor… No me dejes solo…

Garovel pausó para sonreír mostrando los dientes. Golpeó suavemente la cabeza de Hector con el mango de su guadaña. ‘¿No recuerdas? Cuando me hablas en tu cabeza, te escucharé no importa en donde esté. Entonces, no frunzas así el ceño. ¿Entiendes? Nunca estás solo, Hector. Nunca más

Asintió inseguro.

A menos que quieras estar solo, digo. Entonces sólo no pienses en mí

De acuerdo…

Una multitud de estudiantes pasaron al lado de él mientras observaba a Garovel desaparecen a través del muro de baldosas blancas y azules. Tomó un respiro y procedió con la clase de historia.

Mientras estaba sentado y escuchaba el intento del tímido Jeremy Voller en darle un reporte sobre la historia reciente de la Corona, Hector comenzó a preguntarse por qué incluso se molestaba en regresar a la escuela. Podía ver al profesor gruñir más impaciente con cada palabra redundante de Jeremy. El Sr. Cornac tenía una reputación de sinceridad que hacía la mayoría de estudiantes igual que él, y Hector tal vez hubiera sido incluido en ese grupo si no encontrara a todos los profesores inherentemente aterradores.

“Gracias Jeremy. Eso fue muy informativo y tedioso. Puedes tomar asiento ahora”

Jeremy se sentó.

El Sr. Cormac se levantó y se dirigió a la clase. “Encantador. ¿Cuál de ustedes exquisitos canallas les gustaría aburrirnos con sus conocimientos de historia? Hector Goffe, ¿Qué tal tú?”

Hector sacudió su cabeza furiosamente e intentó encogerse en su escritorio.

“Oh, vamos. Hiciste la tarea, ¿No?”

Por supuesto que no la había hecho. Había planeado estar muerto para la clase de hoy. De hecho, no tener que hacer ninguna de su tarea le había proveído más motivación para suicidarse. Y ahora que pensaba sobre esto, no estaba seguro si aún sería capaz de pasarle a cualquiera de su clase. Tampoco estaba seguro si debería preocuparse.

Por fin, el profesor se cansó del silencio de Hector y se movió.

Hector sólo estaba esperando que el día terminara. Después de un momento, decidió intentar con el segador. ‘Um… ¿Garovel?

¿Sí?

Sonrió ligeramente. ‘Estás… er… ¿Ya has descubierto algo?

El caso al parecer estar procediendo bien. Mejor de lo esperado, de hecho. Pensé que ellos sólo serían capaces de liberarlo por intento de asesinato hacia la mujer que salvaste, pero encontraron evidencia en su apartamento que lo implica en los asesinatos que cometió con anterioridad

Eso es bueno

Sí. Aunque, aparentemente le trituraste la tráquea al hombre

Oh mierda… lo hice… No está muerto, ¿Cierto? No estaba intentando ha–

No, aún está vivo, de alguna manera. Debería haberte dado algo de tiempo para que te familiarizaras con el nivel de tu fuerza

Si hubieras hecho eso, entonces… tal vez no lo habríamos hecho a tiempo…

Buen punto. Por otro lado, la condición de ella es buena… Espera un minuto

Hector miró alrededor del salón de clases, como si de alguna manera ayudara. ‘¿Garovel?

Uh-oh

¿Qué pasó?

Uno de los oficiales de policía. Veo el aura de muerte alrededor de él


Anterior | Índice | Siguiente


4 thoughts on “TZK L1-C3

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s