TZK L1-C7

(1/6) – capítulos faltantes para terminar el primer libro.

Sin más…


Capítulo Siete: ‘¡O, truculenta fortuna…!’

¿Cuántos chicos hay?

Conté cuarenta y tres. No, espera. Veo otro

Hector frunció su ceño en el cielo de la tarde. ‘Uh… mierda… digo, ¿estás seguro que puedo con cuarenta tipos?

Por supuesto que puedes. Probablemente. Oh, hey, es el chico con la cola de caballo

¿Chico con la cola de caballo?

Recuerdas. Le volaste los dientes. Estoy sorprendido que ya esté fuera de la cárcel. Apenas fueron dos días desde que fue arrestado

Las ventajas de estar en la nómina de Rofal, supongo…

Incluso así, dos días es un poco ridículo. La fuerza de policía debe ser más corrupta de lo que pensamos. Tal vez también haya abogados

Hector miró otra vez el edificio. No parecía una guarida de drogas. Parecía una bolera. Y probablemente lo era, la mayor parte del tiempo. Sin embargo, los hombres merodeando alrededor de la entrada era un indicador. Ellos espantaban a los clientes potenciales, a pesar de la señal neón iluminando la calle.

Ah’ Dijo Garovel.’Parece que Cola de Caballo está aquí para mover el dinero. Inteligente. Esto probablemente es el por qué la policía al parecer no puede encontrar aquellas cosas con efectivo. Tan pronto como ellos comienzan a acercarse, apuesto que alguien en el departamento alerta a la gente de Rofal. Debe ser el por qué hay tantos de ellos aquí justo ahora. Ellos parecen estar en apuros. Probablemente deberías ir ahora a presentarte

Lo haré’ Se puso la máscara y comenzó a bajar la calle. Los hombres en frente de él lo miraban mientras pasaba, y cuando dio vueltas alrededor de la entrada de atrás, unos pocos se separaron para seguirlo. Muchos más ya estaba esperando atrás del edificio, junto con un camión aparcado con su motor encendido. Un círculo del músculo de Rofal yacían alrededor de él.

Yo, uh… volví hacia atrás’ Le dijo a Garovel.

“¿Qué estás haciendo aquí?”

“¿Qué con esa máscara? ¿Estás pidiendo una golpiza?”

“Hey, ¿Swank no mencionó a un chico enmascarado?”

“¿Eres tú, estúpido? ¿Huh? ¡Di algo!”

Garovel apareció atravesando el muro y fue a donde él. ‘No estoy seguro de aprobar a todos los nuevos amigos que hiciste, Hector

La fuerza ardió a través de él. Tomó un profundo respiro y se movió hacia la puerta. El primer hombre que estaba en su camino comió pavimento. Los otros tomaron un paso hacia atrás al ver que tan rápido su camarada había sido dejando ensangrentado en el suelo, pero después de un momento, ellos parecían haber encontrado su coraje de nuevo.

Tres corrieron hacia él. Golpeó a dos el uno al otro y tomó un bate metálico en la parte posterior de su cabeza. Cuando se giró, sacudiendo la desorientación, el chico que lo golpeó se balanceó hacia atrás. Hector le arrancó el bate y le devolvió el favor, lanzando al hombre en cuatro a sus amigos.

Ellos comenzaron a sacar sus cuchillos, y en el caos seguido, recibió seis heridas de puñalada, todas en las tripas, pecho, y espalda. Cuando sólo había unos pocos atrás, estaba un poco sorprendido al ver que, en vez de sacar sus armas, sólo corrieron. Bajando la mirada hacia las hojas incrustadas en su torso, se le ocurrió que podía entender el sentimiento. Decidió dejar los cuchillos un poco más.

Gritos o matones inconscientes acribillaban el callejón, encima de las escaleras, al lado del camión parqueado, y para el afortunado ganador, un muro de ladrillos de 10 pies de alto. Hector sostuvo el bate metálico a medida que entraba al edificio.

La primera persona que vio parecía más confundida que agresiva, y Hector fue lo suficientemente amable de esperar hasta que el hombre atacara, antes de golpearlo a la siguiente semana.

El dinero está en la habitación trasera’ Dijo Garovel. ‘Espera un minuto’ El segador cruzó a través de la pared conforme Hector esperaba en el pasillo débilmente iluminado. ‘Seis hombres. Oh, Cola de Caballo está hablando sobre Colt. Rumores, está diciendo… sobre Colt siendo un psicópata… pero al mismo tiempo… ¿forzado a trabajar con Rofal?

Espera, ¿qué…?

Estoy escuchando… Bah. Ahora están hablando de la comida. Quieren pedir una pizza. ¿A punta de pistola? ¿Qué demonios está mal con ellos? Por favor ven y písales fuerte la cabeza

Arrojó la puerta abierta y pateó al primer hombre tras cruzar a la habitación.

“¿¡Qué demonios!?”

“¡Oh, mierda! ¡Tú!”

Hector saltó a su segunda víctima y lo derribó completamente. Ahora las armas estaban afuera, pero la lluvia de balas no lo detuvo de alcanzar al tercer y cuarto hombre y chocar sus cráneos juntos. Sólo Cola de Caballo y otro matón permanecían, intentando recargar torpemente sus armas, y sus cartuchos de repuesto chocando contra el suelo.

Hector se detuvo ante ellos por un momento, considerando qué hacer. Darle una paliza en sus rostros apenas parecía necesario en este punto, y aparte, el rostro de Cola de Caballo todavía estaba hinchado, con colores púrpuras y azules.

Caminó hacia delante y apartó las armas de ellos. Solamente lo miraron, con ojos extremadamente abiertos.

“¿Qué diablos eres tú?” Dijo Cola de Caballo. “Escuché que Colt te mató”

Hector miró la mesa llena con bolsa de lona en medio de la habitación. Lanzó todas las siete bolsas sobre su hombro, llevándolas con una mano.

¿No vas a pisar sus cabezas?’ El segador sonaba decepcionado. ‘Bueno, al menos amenázalos antes de irte

“Yo-yo… uh… n-no…”

Hector, vamos. Asústalos. Sólo grita o algo

¿Gritar? No puedo… no… eso no es—agh…

Cola de Caballo corrió hacia la puerta.

En un instante, Hector ya estaba sobre él y lo arrojó de nuevo a la esquina. “Por favor, no corras…”

Espera un minuto’ Dijo Garovel. ‘Bien, no grites. Sólo habla con ellos con tranquilidad. Susurra, si es necesario

¿En serio? P-pero, uh…

Confía en mí. Habla muy lento y deliberadamente. Haz que se agoten al escucharte. Oh, y se educado, también. Di por favor, como hace poco

Uh…’ “Por favor, díganle a su jefe… que estoy yendo a por él…”

¡Oh, eso fue bueno! Diles que quién sea que se interponga en tu camino estará visitando la morgue

Pero no quiero matarlos…

Por supuesto, pero ELLOS no necesitan saber eso

Ah, bien…’ “Y quien sea que se interponga en mi camino… le estará pagando una visita a la morgue…”

Sus rostros se tornaron pálidos.

¡Aha, míralos! Esto es mucho mejor que gritarles

Estás comenzando a asustarme, Garovel…

¿Yo? Tú casi hiciste que se orinaran del susto

Se fue de la habitación, apenas apretando todas las bolsas a través de la puerta. Él sabía que todavía había más hombres en el edificio, pero él no los vio antes de escuchar el disparo. Una bala le rompió la mandíbula y le desgarró la máscara de su rostro. Su lengua y barbilla cortada salpicaron sangre por todo el piso, un lío sangriento.

Sangre y baba rezumaban del agujero en su rostro. Hector sólo se giró y miró al tirador. Era un chico, no mucho más viejo que él, sosteniendo una magnum inestablemente con sus dos manos, pero cuando vio a Hector, arrojó el arma y se tropezó al retroceder.

Más de diez hombres se apresuraron a la entrada, pero cuando vieron a Hector, todos se detuvieron.

“Qué mierda…”

“¿Qué es esa cosa?”

La mirada no-muerta de Hector parecía suficiente para prevenir que cualquier de ellos tomara otro paso. Esperó un poco para ver si todavía querían luchar, pero al observar que apenar seguían mirando, Hector recogió su máscara abollada y se fue.

A medida que Garovel reconstruía la mandíbula de Hector, él estaba al otro final de la calle, esperando de nuevo para ver si alguien lo perseguiría. Nadie lo hizo.

Voy a seguir a Cola de Caballo hasta que regrese a donde Rofal. Una vez sepamos donde está su base, seremos capaces de lanzar un asalto en nuestro tiempo libre. Conoces el camino a casa, ¿cierto?

Su boca estaba completamente reformada, y dijo: “Sí”

El segador lo miró por un momento, dedos óseos flotaron en frete del rostro de Hector. ‘Voy a soltar el dolor para dejar que tu cuerpo se recupere mientras que estoy afuera. ¿Estás listo?

Hector gruñó. “Dale…”

Dolor explotó a través de su boca.

“¡Ffff–! ¡Kuh! ¡Se siente como si mi rostro estuviera siendo rasgado!”

Bueno. En realidad, lo era

Cayó en una rodilla, agarrando su boca con su mano libre. “¡Mierda! ¡Agh…!”

Mira el lado positivo, estoy seguro que el resto de tu cuerpo no siente dolor en absoluto

Se levantó y comenzó a caminar de nuevo, intentando ahogar sus gruñidos continuos. “¡Mierda, esto duele…!”

Bien, boca sucia

“¡Jódete! ¡Agh! ¡Esto es el peor!”

Garovel se rió. ‘Sólo estaba molestando. Deberías maldecir. Eso te ayudará a enfrentar el dolor

“¡Cara de puta!”

Bien. No tienes que ser grosero al respecto

“Sólo… ugh…”

Garovel se alejó flotando, yendo a buscar a Cola de Caballo, y Hector fue abandonado, quejándose a través de su camino en la noche. Sin embargo, no pasó mucho antes de escuchar a Garovel reírse de nuevo. ‘Es justo decir que hemos revuelto las cosas aquí. Dejaste tu mandíbula allí atrás, y los está enloqueciendo

Oh… ¿debería haber…? Uh…’ El dolor le dificultaba incluso pensar correctamente. ‘¿Debería haber llevado eso conmigo?

Nah

¿No, er… intentarán… estudiarla y tramar algo contra mi poder?

¿Qué?

Digo… uh… como… no sé…

¿Temes que vayan a descubrir el secreto de la inmortalidad al estudiar tu mandíbula?

¿Es estúpido?

Um. Es sólo imposible. Tu carne es solamente carne. Yo soy lo que te hace inmortal. Ellos pueden estudiar tu cuerpo todo lo que quieran, y nunca aprenderán nada

Bien… eso es bueno

Por otro lado, tienes una imaginación extraña

Sólo… estoy intentando ser diligente…

Bien

Uh… entonces… ¿cuánto dinero piensas que conseguimos?

En realidad, ellos estaban hablando sobre eso hace poco. Bueno. Gritando eso. Ooh, setenta mil, dijo Cola de Caballo

Los ojos de Hector se ensancharon.

Parece que Rofal consolidó varias semanas de dinero aquí de toda la ciudad. Me pregunto si estaba planeando algo grande

Setenta mil troas… ¿qué hago incluso con ese dinero…?

Esos son nuestros fondos para momentos críticos. No lo gastes en licor o prostitutas

Hector bufó. ‘¿Qué tal drogas? Metanfetamina y heroína están bien, ¿cierto?

Oh, sí. Sólo regresémosle todo el dinero a Rofal mientras hacemos eso’

‘¿Estás, um…? Er… ¿estás seguro que incluso podemos gastar este dinero? ¿No es, como… que seamos rastreados por el gobierno o algo?’

‘No. No lo robamos de un banco. Sólo no seremos capaces de hacer grandes compras en vendedores con licencia sin llamar la atención’

‘C-correcto…’

Podríamos haber robado del negocio de armas de Rofal’ Dijo Garovel. ‘O de su círculo de robos de autos, pero el dinero no cambia tan a menudo de manos en esos negocios. Y robar del negocio de prostitución habría herido más a las prostitutas que a Rofal

Pero qué si, uh… ¿qué si Rofal rastrea el dinero?

Hmm. Buen punto. Deberías parar y comprobar si hay dispositivos

Bien’ Encontró un callejón y soltó todas las bolsas para buscar en ellas. Pilas de troas llenaban cada una, más dinero de lo que Hector había visto en su vida. Una sola troa era un billete de papel blanco y azul, con el rostro barbudo del Rey Martinus I en el centro. Su bisnieta actualmente llevaba la corona. ‘No veo nada que parezca a un dispositivo de rastreo…

Bien. Guarda el dinero en algún lugar lejos de tu casa, sólo para estar seguros’

De acuerdo

Cola de Caballo por fin se está yendo. Estoy en persecución


Anterior | Índice | Siguiente


Anuncios

2 comentarios sobre “TZK L1-C7

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s