TZK L1-C9

(3/6)

Sin más…


Capítulo Nueve: ‘Tolerante alma, arremángate para la guerra…’

Con todas sus nuevas preocupaciones monetarias, Hector casi se había olvidado sobre la invitación a almorzar con Micah y sus amigos. Por una parte, estaba alegre de que no terminó como un náufrago nervioso a través de sus primeras clases, por la otra, cuando recordó, el miedo repentino que vino sobre él era parecido a la petrificación.

Micah, Nathan, Janine, Sheryl, y Gregory, eran sus nombres; ellos rápidamente se presentaron. Hector había sido menos, pero luchó a pesar de todo. Su rostro todavía palpitaba algo terrible, pero después de todo lo que había pasado a través de estos pocos días, esconder el dolor en frente de alguien era suficientemente fácil.

“Entonces, ¿qué haces para divertirte Hector?” Micah parecía ser el rompehielos.

“Uh… ¿di-divertirme…?” La pregunta lo tenía muerto.

“Sí. Sabes. ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?”

Garovel, sálvame…’ Pudo escuchar al segador reírse.

¿No quieres decirles que golpeas a asesinos y traficantes de drogas?

¡Garovel!

Sólo plantéales la misma pregunta y escucha sus respuestas. O entonces vete de allí

“Um… ¿qué hacen ustedes para divertirse?”

“Oh” Dijo Micah, mirando a los otros. “Bueno, como un grupo, nos gusta ir a ver películas y hacer cosas juntos, pero son caras, así que no podemos ir siempre”

“Sí, pero los parques son gratis. Nathan, Sheryl, y Gregory tienen perros que les gusta ir”

“¿Recuerdas esa vez cuando Duro comenzó a montar a otra dama que estaba de picnic?”

“Duro–ese es el perro de Gregory–es masivo. Esa dama estaba loca, como si no lo creyera. Pensé que ella–”

Mierda, Garovel, eres un genio…

De nada

Micah lo miró. “Pero nunca respondiste a la pregunta, Hector”

¡Joder!

Vamos. Sólo inventa algo

“Me… uh… me gusta, uh… ah…” Podía sentir como se sonrojaba.

Diles que estás en la metalistería. Es algo cierto

“Me gusta trabajar con… metales…”

“¿Metales?” Dijo Sheryl.

“Sí, como… soldar… y así…”

“Genial” Dijo Grerory. “¿Qué tipo de cosas haces?”

“Ah… yo, uh…”

Sheryl se rió. “Micah, ¿en dónde encontraste a este chico? ¡Es tan tímido–es adorable! ¡Me hace querer envolverlo en una manta y llevarlo a mi casa!” Ella abrazó el brazo de Hector.

Hector se apartó de ella y salió de su asiento. Su silla se volcó, y todos en la mesa lo miraron. “Ah–” Se sonrojó incluso más que antes. “L-lo siento… sólo que–ah. T-todos ustedes son t-tan agradables… de-deberíamos hacer esto de nuevo, pero, uh… a-acabé de recordar que… uh… tengo que irme” Huyó.

En el pasillo, navegando a través de la multitud, miró hacia atrás para ver si alguien lo estaba siguiendo, pero sólo vio a Garovel.

¿Qué demonios fue eso?’ Dijo el segador.

No… n-no sé, ella sólo… me sorprendió… y yo… ugh… realmente la cagué, ¿no?

No, estoy seguro que está bien. Sólo un poco inesperado. ¿También le tienes fobia a las mujeres?

N-no, creo que sólo… a las personas en general. Talvez, um… talvez un poco más a las chicas que a los chicos, pero, um…

Garovel suspiró.

Digo… eso fue con-contacto físico…

Garovel suspiró aún más pesado.

¡Si hubiera sabido! ¡Que ella! ¡Iba a–! ¡No habría–! ¡Agh!

Bien, lo tengo. Tienes problemas con las personas amigables. Relájate

Hector descansó en contra de su casillero y tomó un gran respiro.

Así es. Ahora está a salvo. La chica mala no puede atraparte

Tú… jódete…’ Dio una risa débil. ‘¿Por qué soy así, Garovel…? ¿Por qué nada es fácil…?

No sé, Hector. Pero no puedo decir que me disgusta esta parte de ti

¿E-en serio? Pensé que te molestaba…

No, no. Si algo me molesta de ti. Es nada de ti’

Huh…

Es importante que entiendas eso. No puedo estar molesto cuando veo que lo intentas tan duro

Asintió. ‘Gracias… supongo que ya sabía eso… un poco… pero yo, uh… sí…

Ahora lo sabes aún más

Tarde en ese día, pagó la multa de la máscara. Había rellenado mil troas en su maleta antes de ir a la escuela, lo cual era obviamente más de lo que necesitaba, pero quería estar preparado. Se sentía un poco extraño cargar tanto dinero estando en la escuela. No estaba seguro cómo explicar el dinero si alguien examinaba su maleta, así que mantenía la correa en su brazo o en su cintura todo el tiempo.

Compró unas pocas hojas de metal del club de carpintería y se sentó en una mesa para él solo.

¿Vas a hacer un casco con eso? Parece bastante endeble

Un metal más grueso necesitaría ser derretido y refundirse. Lo cual… sería genial, pero… no tenemos un horno. Necesito soldar múltiples capas de este metal si quiero algo resistente

Suena tedioso

El metal más delgado es más fácil de cortar, y debería ser capaz de darle forma con sólo mis manos y un martillo. Pero necesito asegurarme que las medidas sean perfectas con cada capa, o la soldadura no será muy fuerte

Parece que sabes lo que vas a hacer

Tengo algo de experiencia, y… yo, uh… leí algo anoche. Pero, um… incluso a pesar que sé qué hacer, no estoy seguro si resultará bien, honestamente… si me equivoco demasiado con el martillo, talvez incluso no encaje con mi cabeza…

Así que necesitas concentrarte, es lo que estás diciendo

Uh… sí…

Comenzó a bosquejar. Hector midió la circunferencia de su cabeza en cinco lugares diferentes, luego, la distancia entre cada esquina de sus ojos. Calculó que una sola ranura para ambos ojos le ahorraría más tiempo y le proveería mejor visibilidad. Los agujeros para las orejas no serían necesarios, decidió, o los hoyos para la boca y nariz, pero había otro problema: la mandíbula.

Proteger el área bajo su mandíbula era absolutamente vital. Su lucha, demasiado breve, contra Colt le aseguró ese punto.

Decidió sólo cortar completamente la parte inferior del rostro y luego, atornillarla de nuevo para que pudiera moverse libremente sobre la mitad superior. Se vería como un tipo de sobremordida gigante, pero protegería su barbilla mientras que todavía le permitía encajar su cabeza en la cosa.

Lance se aventuró después de un tiempo. “¿Qué estás haciendo?” Preguntó.

“…A, uh… un casco, supongo”

“Oh, eso es increíble” Dijo Lance, mirando los bosquejos. “Es una lástima que no tengas permitido hacer un espada que vaya con ello. Eso sería impresionante”

“De todos modos, no creo ser capaz de forjar una buena espada” Dijo Hector. “Es realmente difícil. Digo, las personas suelen hacer eso como sus profesiones”

“Sí. Los herreros de espadas son muy raros. Tendrías que ser una maldita leyenda para ganarte la vida haciendo solamente espadas”

“Sí…”

“Sin embargo, sería increíble”

“Sí”

“Talvez yo podría hacer algo más para que vaya con tu casco. Como un escudo. Oh, o unos guantes”

Hector levantó su ceja. “¿Puedes hacer guantes? Eso suena muy difícil. Digo… los enlaces alrededor de los dedos serían brutales…”

“Apuesto que podría hacerlo” Dijo Lance. “Talvez”

“Bu-bueno, eso sueno increíble. Te, uh… te ayudaré si puedo”

“Genial” Y Lance se fue a trabajar, dejando a Hector un poco estupefacto por lo acabado de suceder.

Tenía que conseguir el permiso de la Sra. Trent para usar una sierra de mesa, y ella tenía que supervisar mientras trabajaba. Sólo había una sierra con hoja de carburo, pero no se utilizaba mucho ya que la mayoría de los estudiantes trabajaban con madera.

Y mientras miraba la hoja, se dio cuenta que podía ahorrarse más tiempo si adelantaba la ranura del ojo con su propio corte y lo combinaba con el corte de las piezas de la barbilla. Rápidamente, marcó el metal y comenzó a cortar. El carburo hizo el trabajo más corto, y muy pronto, en vez de tres hojas de metal, tenía seis piezas separadas.

Un breve viaje al molinero le dio los agujeros que necesitaba para la quijada. Luego tuvo que moldear las tres piezas de la cabeza en formas similares que se pudieran soldar juntas; y luego, hizo el mismo proceso con las piezas de la quijada. Comenzó a martillar.

Esto sería la etapa con mayor consumo de tiempo, y Hector lo sabía. Soldar también tomaría su tiempo, asumiendo que lograra cumplir apropiadamente esta parte, pero había una tremenda cantidad de mediciones y re-mediciones necesarias, y luego martillar y re-martillar con el fin de lograr las formas deseadas.

Es tiempo que discutamos qué hacer con Colt, ¿no lo crees?

Hector no paró de martillar. ‘Quiero ayudarlo

Garovel pausó. ‘¿Estás seguro sobre eso? Él mató a cuatro personas inocentes, lo sabes

Sí… lo sé… y no estoy seguro si puedo perdonar eso, pero… dices que tiene hijos…

Lo dije, sí. Pero ser un padre no lo absuelve de sus crímenes

Hector se detuvo para medir. La frente todavía estaba muy amplia. ‘Él está intentando protegerlos’ Pensó Hector. ‘E incluso si… incluso si no desea nuestra ayuda… sus hijos todavía si… ¿no?

El segador lo miró por un momento. ‘Continúas sorprendiéndome, Hector

Sintió venir el rubor, y detuvo su martillo antes de arruinar el siguiente golpe.

Hmm. Entonces, una misión de rescate

Sí…

Entonces, supongo que seríamos tontos al no intentar una alianza con Colt

Eh… ¿Realmente crees que nos escuchará?

No sé. Sus circunstancias son singularmente precarias. Es difícil decir cómo va a responder en este punto. Pero no creo que ofrecerle nuestra ayuda planteará cualquier riesgo para nosotros, así que podríamos intentarlo

Bien…

Voy a seguirle los pasos mientras trabajas. Dime cuando hayas terminado

Bien. Pero, uh… voy a estar aquí por un tiempo…

Si tienes que irte antes de terminar, entonces hazlo. Pero sigue hasta que diga lo contrario’ Garovel se fue, y Hector regresó a trabajar.

Él sabía que necesitaría quedarse aquí hasta tarde si quería terminar el casco. Agradecidamente, esto era algo común en el club. Los miembros rutinariamente se quedarían varias horas después de que hubieran terminado los otros clubes, y extrañamente, la Sra. Trent nunca parecía importarle mucho. Mientras que hubiera al menos un par de estudiantes alrededor, ella sólo se quedaría en su oficina y leería un libro o algo similar, utilizando tapones para los oídos para cualquier ruido mecánico.

Era conveniente, sí, pero Hector sabía que había otras razones del por qué algunos de sus compañeros no querían regresar a casa.

En longitud, él sentía que las formas eran tan buenas como podía hacerlas. Colocó un adhesivo entre las capas de metal y las posicionó en su lugar. Comprobó el soplete, el delantal, los guantes, y la máscara, y luego comenzó a fundir los lados juntos. Añadió líneas en el centro del metal, adentro y afuera.

Después de un momento, la Sra. Trent salió de su oficina. “Se está oscureciendo, Hector. Estoy a punto de cerrar”

Liberó el gatillo del soplete y levantó la máscara. “S-Sólo necesito un par de minutos. Casi termino”

“¿Terminar?” Ella se acercó y juzgo su trabajo. “Ni siquiera habías comenzado a bosquejar cuando viniste aquí, ¿cierto?”

“Eh, s-sí…”

“Impresionante. Un poco áspero, pero trabajas rápido”

“Ah… gra-gracias… sólo que… necesito hacerlo”

“¿Necesito?”

“Digo… realmente quiero hacerlo”

“Hmm. ¿No estás cansado?”

Hector agitó su cabeza.

“Ciertamente sabes cómo concentrarte; te daré eso” Ella sonrió ligeramente. “Unos pocos minutos. Pero luego, nos iremos. Sabes, tengo una vida hogareña muy importante. Tengo que alimentar a mis perros”

“Sí, señora…”

Terminó con la soldadura, atornilló la mandíbula en su lugar, situó el casco en su maleta, y salió del edificio con la Sra. Trent.

“¿Estás bien para regresar a casa?” Preguntó.

“S-Sí, estoy bien”

“¿Seguro? No se supone que le demos un aventón a los estudiantes, pero no puedo dejarte caminar solo en la oscuridad”

“No, en serio. Yo, uh… digo… mis padres deberían estar aquí pronto”

“Entonces no te importa si me quedo aquí contigo”

Hizo una mueca. “Uh… eso no es necesario”

“Oh, insisto” Dijo.

Hector suspiró.

“No van a venir, ¿cierto?”

Tenía que pensar en algo. No estaba funcionando mentir. Decidió intentar una versión de la verdad. “No, no lo harán” Dijo. “No voy ir a casa todavía. Te-tengo otro lugar al que quiero ir”

“Aha. Otro lugar el cual no le quieres decir a un profesor, ¿es así?”

Asintió un poco con su cabeza. “Se podría decir…”

“Bien” Dijo. “No son mis asuntos. Pero no te metas en problemas, Hector. Eres un niño bueno”

Hector observó como ella se iba al parqueadero y manejaba su carro blanco.

Sacó el casco mientras comenzaba a caminar, y le dio una inspección. No había sido capaz de mirar el producto terminado muy de cerca antes de dejar la sala de trabajo. Lo giró en sus manos.

Wow, se ve como la mierda…

Garovel se rió. ‘¿Terminaste?

Sí… digo, es funcional… pero el rostro todavía tiene abolladuras de martillo. Podría alisarlo con el molino, pero eso debilitaría el metal…

Sustancia sobre el estilo, Hector

Las esquinas en las piezas de la quijada van a excavar en mi cuello si no las quito…

¿Quieres quedarte y seguir trabajando?

No puedo. El club está cerrado. No creo que haya alguien incluso en toda la escuela…

Entonces mejor ven aquí’ Garovel comenzó a dar direcciones.

Entonces, uh… ¿qué está haciendo Colt?

Durmiendo, probablemente

¿Todo el día?

Sí. Pero entonces, es el hombre más buscado en Brighton justo ahora. No puedo imaginar a la luz del día siendo amigable con él

Oh, sí…

Pero ya se despertó. Parece que se está preparando para salir

¿Alguna idea de a dónde va a ir?

No. Pero debe ser algo importante si está arriesgándose a exponerse. Está llevando un arma con él

Hector comenzó a correr. Pronto, llegó al área interior de Brighton y preguntó por más direcciones. Garovel se las dio, pero Colt se estaba moviendo ahora, así que seguirlo era más difícil. Hector no estaba empoderado con fuerza, tampoco. Su cuerpo todavía le dolía cada vez que su pie golpeaba contra el pavimento.

Finalmente tropezó hasta detenerse cuando vio a Garovel.

No te ves bien’ Dijo el segador, agarrando su hombro.

Alivio pasó a través de él. ‘¿Dónde está?

Garovel apuntó hacia un callejón detrás de un almacén.

Hector deslizó su cabeza en el casco.

No se ve tan mal’ Observó el segador. ‘Las abolladuras lo hacen ver un poco anormal, pero de buena manera. Un poco imponente. ¿Cómo se ajusta?

Se frotó el cuello. ‘Podría ser peor, supongo…’ Hizo su camino hacia Colt.

Cuando Colt lo vio acercándose, su postura se endureció y su mano se acercó hacia el bolsillo de su chaqueta. “¿Quién mie…? Espera, eres , ¿no? Escuché que causaste algunos problemas. Vas a vengar a tu compañero, ¿no?”

“No, yo… yo, um…”

Colt entrecerró sus ojos.

Calma. Pausa. A tu propio paso, Hector

“Yo… sé lo de tus hijos, Oficial Colt”

“¿Lo sabes?”

“Seré breve” Dijo Hector. “Voy a rescatarlos, ya que… creo que tus hijos… son inocentes”

Colt parecía entretenido. “Vas a rescatarlos” Dijo. “Y, ¿cómo, exactamente, vas a cumplir esta hazaña? ¿Sabes dónde están?”

“No…tengo que decírtelo…”

Colt reveló su arma, pero apuntó a lo bajo. “Espera, niño. No voy a dejar que los pongas en peligro”

“Ellos ya están en peligro…”

“La única cosa que los tiene a salvo soy yo” Dijo Colt. “Mis acciones. Mientras que haga lo que él quiere, no estarán en peligro”

“¿Qué pasará…cuando él quiera que hagas algo…que no puedas hacer?”

“Haré lo que sea. Entiendes eso, ¿cierto? Sólo hay dos vidas que me importan, y la mía no está entre ellas”

Hector estuvo tranquilo por un momento. Se quitó el casco. “Nunca tuve un compañero” Dijo, sosteniéndolo bajo su brazo.

“Estás mintiendo” Dijo Colt. “Eres el gemelo o algo de ese niño. Es la única explicación”

“Entonces dispárame” Dijo Hector, y se acercó. “Dispárame justo en la cabeza… y entonces lo verás…”

“Niño estúpido. ¿Eres un suicida?”

No respondas eso

“Pensé que harías lo que sea” Dijo Hector.

Colt se enfadó y enfundó su arma. “Bien” Dijo. “Pero no desperdiciaré una bala” Sacó su cuchillo, y Hector apenas vio la hoja antes de que atravesara su ojo.

Oscuridad. Hector despertó en el pavimento, Colt lo arrastraba hacia el maletero de su carro. Hector llamó al hombre. “Hey…”

Colt soltó las piernas de Hector. “Imposible…” Se apoyó contra el carro mientras observaba a Hector levantarse de nuevo.

“¿Es…una prueba suficiente?”

Colt sólo lo miró, con un rostro de piedra.

“Quiero información” Dijo Hector.

“Parece que ya tienes mucha información” Dijo Colt. “¿Qué más necesitas?”

“Uh…”

La identidad de los otros doble agentes. No necesitamos más sorpresas

“Dime quien más… um… quien más tiene Rofal en las fuerzas de policía… o cualquier otra cosa que debería saber”

“Los otros policías de los cuales sé son Toller, Robstoy, y Vance” Pausó, frunciendo el ceño. “Pero, puedo… encontrar más”

Haz que le pregunte a Rofal sus planes. Parece haber algo más grande

“También… si puedes decirme sobre los planes de Rofal… tendré una mejor idea de qué hacer después de que tus hijos estén a salvo…”

“Bien. Descubriré lo que pueda. Si eso es todo, entonces tengo cita que cumplir”

Hector se puso rígido. “¿Cita? Si vas a matar a alguien…”

“No voy a matarlo si coopera” Dijo Colt.

“Oficial Colt…”

“Niño, no es como si tuviera otra opción”

“Lo sé, pero…”

Dile que te mate de nuevo’ Dijo Garovel.

¿Por qué?

Necesitamos saber dónde están los hijos de él, y la única manera de hacer eso es lograr que Colt le dé a Rofal lo que él quiere. Y Rofal te quiere muerto

“Bien. Oficial Colt. Esto es lo que haremos…”


Anterior | Índice | Siguiente


Anuncios

3 comentarios sobre “TZK L1-C9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s