TZK L1-C10

Listo, los tres capítulos faltantes para acabar el primer libro.

(4/6)

Sin más…


Capítulo Diez: ‘Y conoceréis el miedo…

Colt estaba alegre de que el chico no fuera más pesado. Cargó el cuerpo sobre su hombro y se acercó a la entrada de la mansión de Rofal. Sostenía un casco de metal en su mano libre. El chico había sido firme de no dejarlo atrás.

Los guardias lo requisaron. Él había esperado que cargar un cuerpo muerto le permitiría que olvidaran tales formalidades, pero ellos todavía hicieron que se quedara y esperara mientras confiscaban sus armas. Incluso buscaron en el cuerpo del chico.

Rofal eligió recibirlo en el atrio, y Colt descargó el cuerpo en el suelo.

Swank retrocedió. “¡Es él! ¿¡Lo trajiste aquí!?”

“¿Él?” Rofal miró el cuerpo.

“Este chico era la espina en tu costado” Dijo Colt.

“Ah, ¿es así?”

Swank asintió. Él no se aventuró a salir detrás de las escaleras. “Estás seguro que está muerto, ¿cierto?”

“Por supuesto” Dijo Colt. Giró la cabeza del chico hacia un lado, revelando un tajo sangriento debajo de la base del cráneo. “Lo habría apuñalado en el rostro, pero quería asegurarme que pudieses reconocerlo. Hay una recompensa por esto, ¿cierto? ¿Oh generoso jefe mío?”

Rofal rió. “¡Espectacular! Por supuesto, te recompensaré. Tienes todo un día–no, dos días. Fue un trabajo increíble. ¿Cómo lo encontraste?”

“Vino hacia mí” Dijo Colt. “Dijo que quería mi ayuda. Pensó que te traicionaría y le daría información de ti”

La sonrisa de Rofal se amplió. “Déjame adivinar. Le dijiste que lo harías, y luego lo atacaste tan pronto te dio la espalda”

“Más o menos”

“Lo amo” Dijo Rofal. “Eso es lo que admiro de ti, Colt. Esa crueldad”

Colt meramente regresó la sonrisa.

“¿Cómo lo mataste?” Preguntó Swank.

Colt frunció el ceño. “Lo apuñalé en la parte trasera de la cabeza. Pregunta estúpida”

“Sí, pero…”

Colt miró a Rofal. “¿Qué tanto tiempo vas a hacerme esperar?”

“Haré los arreglos para que se puedan encontrar mañana”

“Esta noche” Dijo Colt. “Quiero verlos esta noche”

Eso le dio a Rofal una pausa. Su sonrisa disminuyó. “Impaciente, ¿no?” Miró a Colt de nuevo, y luego al cuerpo. “Bien. Supongo que te lo ganaste. Los traeré aquí y te daré las primeras tres horas esta noche”

Rofal movió el cuerpo hacia la sala médica, acompañado con un manojo de guardias. Colt le entregó el extraño casco a uno de ellos, quien parecía encontrarlo divertido.

Ellos hicieron su camino hacia la oficina de Rofal. Rofal le sirvió una copa con whiskey a Colt. No le ofreció ninguno a Swank.

“Hay algo más que me gustaría saber” Dijo Colt.

“¿Si?” Dijo Rofal.

“El dinero que el chico robó, ¿para qué era?”

“¿Por qué? ¿Lo recuperaste?”

“No” El chico si tenía un montón de dinero en su maleta, y Colt lo había descubierto, pero Rofal no necesitaba saber eso. El dinero estaba relleno bajo el asiento trasero de su carro. “Pero dijiste algo de que era para el asiento de una mesa. ¿Qué mesa?”

Rofal pausó de nuevo. “¿Por qué quieres saberlo?”

“Digamos que he estado considerando mis circunstancias” Dijo Colt. “Y ser más cooperativo contigo está comenzado a parecer más ventajoso”

“Ya veo” Rofal apoyó su espalda en la silla. “Bueno, estaría mintiendo si dijera que no quiero decirte. Sin embargo, si la honestidad está en juego ahora, entonces tengo que decirlo, estoy un poco desconcertado por tu repentino cambio de corazón. Y nunca he sido un hombre muy confiable”

“Lo he notado”

“Te diré esto” Dijo Rofal. “Ese dinero era mi medio para adquirir una introducción con ciertos… individuos de ideas afines”

“Ya veo” Dijo Colt. “¿Y ahora todo está arruinado?”

“Por el momento, sí. Un frustrante retroceso. Pero estoy seguro que se presentará otra oportunidad con el tiempo”

Colt bebió rápidamente el whiskey de la copa.

-+-+-+-+-

“Agh… ¿Dónde estoy…?”

“Relájate. Te tengo”

“Ah… esto de nuevo, ¿huh?”

“Tengo que sostener tu alma mientras que esperamos a que los hijos de Colt lleguen”

“Bien… pero, uh… esta sensación… un poco diferente de la vez pasada…”

“Bueno, sin sonar demasiado cursi, nuestras almas han tenido tiempo de aclimatarse juntas”

“¿Qué significa eso…?”

“Estamos unidos”

“Aww… ahora que lo pienso… esto se siente como un abrazo cálido”

“Hmm, supongo que sí”

“Es genial…”

“Uh. Bien”

“Abrázame más fuerte, Garovel”

“Se está volviendo un poco raro”

“Haha. Entonces, uh. ¿Qué pasa con Colt? No puedo ver nada”

“Ahora está hablando con Rofal. No está sacando mucha información de él”

“¿Pero Rofal no está sospechando?”

“No aún. En realidad, está un poco aburrido. Ellos sólo están esperando a que los niños lleguen. Colt está preguntando sobre sus planes, pero Rofal está siendo previsiblemente críptico”

“Entonces… ¿Qué piensas ahora? Antes dijiste que necesitabas más tiempo para observar, pero… ¿crees, uh… crees que debería matar a Rofal?”

“No, no creo que debas”

“¿En serio? ¿Por qué?”

“Porque todavía no sabemos qué pasará con el negocio de Rofal en el evento de su muerte. Contrario a la creencia popular, cortar la cabeza de la serpiente no siempre funciona. No creo que su empresa se vaya a disolver, así como así”

“¿Estás preocupado de que alguien peor tome su lugar?”

“Hasta que sepamos lo contrario, sí”

“¿Pero no te opones a su muerte por razones morales…?”

“No en particular–, ¿hmm? Ah, Bohwanox acaba de aparecer. Espera”

“¿Bohwanox? ¿Qué está haciendo aquí?”

“Me lo está diciendo”

“No puedo escucharlo”

“Sí, tu alma no está conectada a la de él, entonces–agh, no puedo llevar dos conversaciones al mismo tiempo. Sólo espera un minuto”

“…B-bien… um…”

“Algo está mal”

“¿Qué?”

“Bohwanox dice que siguió a alguien aquí quien tenía el aura de la muerte. Pero de alguna manera, se fue por su cuenta. No estoy seguro de qué significa eso. Él dice que ha estado investigando una serie de reportes de personas desaparecidas, y cree que esto talvez esté relacionado”

“Ah, uh… ¿Q-qué hacemos?”

“…Bah. Necesitas despertar. La persona que él siguió probablemente está en serios problemas”

“Pero es muy pronto, ¿no?”

“Sí, lo es”

“¿Entonces…?”

“Lo haremos. Prepárate. Ah. Parece que están diseccionando tu cuerpo”

“¿Qu–?”

-+-+-+-+-

Los ojos de Hector se abrieron, y vio a una mujer en uniforme quirúrgico azul ante él. Hector bajó su cabeza para ver la cavidad de su pecho con abrazaderas metálicas, y un par de matones fornidos observando en la esquina de la habitación. Uno de ellos estaba vistiendo su casco.

Ella notó sus ojos abiertos y se congeló. “Uh, chicos…”

Hector se levantó. Todos gritaron.

¡Mantelos callados!’ Gritó Garovel.

Saltó y arrinconó al hombre con su casco, golpeándolo en los intestinos y tirando del casco. El otro chico le dio una abofeteada en el rostro, derribando a Hector. Ellos saltaron a la oportunidad para patear el gran agujero que estaba en su pecho.

Hector atrapó una de sus piernas y lo lanzó contra su compañero. Ambos rebotaron contra la pared y cayeron uno sobre otro. Esperó a que se levantaran, pero cuando los vio alcanzar sus armas, arrancó las armas de sus manos y les dio un cachazo en sus cabezas. Se quedaron en el suelo.

Hector miró a la médica agazapada en la esquina y se puso de nuevo el casco. “Por favor, permanece tranquila…”

La mujer asintió furiosamente.

Sin embargo, más guardias llegaron a la habitación. Hector utilizó el primer matón que entró para empujar a través de los otros y crear un camino por sí mismo. Se aseguró que todos ellos estuvieran caídos antes de que pudiesen disparar o pedir ayuda. Un par de ellos terminaron atrapados en las vigas. Él inicialmente pensó que el corredor tenía un techo típicamente desnudo, así que estaba confundido cuando el primer chico que pateó allí no cayó.

Bueno, esto llegó rápido’ Dijo Garovel.

Hector arrancó las pinzas de su pecho, desgarrando la carne y sangrando sobre todo el piso de mármol. Varias costillas rotas estaban atrapadas en ángulos irregulares, y tocó su propio corazón sin latidos. Intentó no pensar en cuán doloroso sería esto después. ‘Entonces, ¿a dónde voy ahora?

Bohwanox apareció a través de la pared. ‘Me disculpo por la imposición’ Dijo.

Uh, es-está bien…

Bohwanox no puede oírte’ Dijo Garovel a medida que iniciaba la regeneración, causando que los huesos de Hector se doblaran y encajaran de nuevo en su lugar. ‘Él no está conectado con tu cerebro como yo, así que tienes que hablar en voz alta

“Oh. Uh… Garovel dijo eso, um… ¿viste que el aura de la muerte desaparecía por cuenta propia?”

Sí,’ Dijo Bohwanox. ‘Sólo se desvaneció, con ninguna aparente causa. Luego, el hombre al que le pertenecía repentinamente decidió venir aquí, como si estuviese en trance. Lo vi ir por este camino. Por favor, sígueme

Hector hizo eso, aplastando las cámaras de seguridad cuando las veía. “Pensé, um… pensé que no te importaba salvar personas” Dijo Hector.

No me gusta estar envuelto, si eso es lo que trataste de decir’ Dijo Bohwanox. ‘Pero esto es algo diferente. Lo sentiste también, ¿no, Garovel? ¿La incomodidad extraña en la ciudad?

Hm. Sí. ¿Crees que esto esté conectado?

No sólo conectado. Creo que esta es la causa. Creo que aquellas personas desparecidas están muriendo muy… anormalmente

“¿Qué quieres decir?”

No estoy completamente seguro’ Dijo Bohwanox. ‘Estas personas que han estado desaparecidas, todos tienes diferentes edades, razas, y géneros. No pude encontrar una línea común entre ellos, y sus desapariciones no parecen tener beneficio alguno para alguien en particular. Así que no sospecho que estén siendo retenidos como prisioneros por el bien del rescate o que sea esclavismo. Creo que están siendo asesinados. Pero si ese es el caso, ¿entonces por qué no he encontrado ninguna alma atrapada o errante? Es muy extraño

Y problemático’ Añadió Garovel.

Aquí’ Dijo Bohwanox. ‘Lo vi entrar por esa puerta

“¿No entraste?”

No, yo…’ Bohwanox se alejó de la puerta. ‘Estaba… reacio

Hector inclinó su cabeza. Miró a Garovel para una explicación, pero el otro segador también se estaba alejando. “¿E-están bien…?”

¿Sientes eso, Garovel?

Sí. Me estaba preguntando cómo me perdí esto antes…

Porque es muy tranquilo’ Dijo Bohwanox. ‘Es como una sombra a la que no pertenece. No te das cuenta que está allí hasta que la persona en cuestión repentinamente se mueve… y se queda

Los segadores se quedaron atrás. ‘Por favor entra, Hector’ Dijo Garovel. ‘Y ten mucho cuidado

La puerta tenía seguro, así que la rompió. Se estrelló contra el suelo tan duro que estaba seguro que más guardias vendrían pronto, pero la primera cosa que vio en la habitación era a dos personas, un joven en un traje negro mirándolo fijamente, y un caballero más viejo sentado, mirando vacíamente una pared.

“Disculpe” Dijo el joven. “¿Pero qué demonios piensas… que estás…? Hmm” Miró a Hector con los ojos entornados. “¿Qué tenemos aquí?”

-+-+-+-+-

“Bien” Dijo Colt. “Entonces talvez puedes decirme más sobre tu familia. Sólo me he encontrado con Geoffrey”

“Ah” Rofal tomó un trago de su alcohol. “Mi padre y madre se retiraron exitosamente desde hace diez años. Un gran hombre, mi padre. Aquellos días, algunas personas cuestionaban su lucidez–es decir, mi madre–pero algunas veces, todavía puedo ver ese brillo suyo. Esa ambición. En un momento, hablará de su bisabuelo o de su hermana muerta como si estuvieran en la habitación; y luego al siguiente, me estará susurrando sobre algún cuarto secreto que había construido hace treinta años”

“Una vez me encontré con él” Dijo Swank. “Ofreció cortarme el cabello. Y remplazarlo con pelaje de zarigüeya. No estoy seguro si estaba bromeando”

Rofal rió. “A parte de eso, tengo un par de hermanos. Heredé el negocio porque mi hermana mayor, bendita sea, odia todo eso”

Colt bufó. “¿Uno de ustedes no es un criminal?”

“Oh, ella tiene la mente para esto. Todos sabes que sí. Pero ella se enamoró de un electricista y decidió ser una ama de casa, si puedes creer eso. Todavía no estoy seguro de que lo sea”

“¿Qué sobre tus otros hermanos?” Preguntó Colt.

“Estás muy curioso hoy” Dijo Rofal, riendo humildemente. “Si esto fuera parte de alguna táctica para tomar a los miembros de mi familia como rehenes en intercambio por los tuyos, entonces por tu propio bien, permíteme disipar ese plan infantil. Puedes tomar a quien quieras. O intentarlo. Los miembros de mi familia de seguro no me necesitas para protegerse de personas como tú. Ellos estarían enojados si lo hiciera”

“Lo tendré en cuenta”

“Ha”

“¿Qué sobre los padres de Geoffrey? ¿Están muertos?”

“No, están vivos. Pero me lo confiaron. Peleaban con él como un niño”

“Me lo puedo imaginar”

“No creo que puedas” Dijo Rofal.

Colt levantó una ceja.

Rofal bebió el resto del whiskey y puso la copa ante él. “Hay muy pocas personas en este mundo que me asustan” Dijo. “Estoy demasiado alegre de tener el favor de ese monstruo”

-+-+-+-+-

¿Qué demonios es eso?’ Dijo Bohwanox.

No sé’ Dijo Garovel.

Hector no tenía tiempo para pedirles una explicación. Un grupo de cinco guardias aparecieron en la puerta y pusieron las manos en él. Pronto, los despachó, haciendo tres inconscientes y dos gruñendo del dolor en el suelo.

“¡Oh, wow! ¡Es un placer conocerte! Mi nombre es Geoffrey. ¿Cuál es el tuyo?” Cuando Hector no respondió, el rostro de Geoffrey se contrajo. “¿Por qué siempre las personas interesantes son tan rudas conmigo?”

En una segunda mirada, Hector notó una decoración inusual en esta habitación. No más de un metro a la izquierda de Geoffrey yacía una fila de objetos encerrados en vidrio. Un pie, una mano, una nariz, un dedo pequeño, un par de ojos, un cuero cabelludo, un corazón arrugado, un cerebro ennegrecido. Varios tamaños y colores de piel. Todos sangrientos.

La expresión de Hector se oscureció debajo de su casco. Miró al hombre de ojos vacíos en la silla. “¿Quién es esta persona?” Dijo.

“Oh, ¿él?” Dijo Geoffrey. “Es mi nuevo buscador. El viejo estaba comenzado a oler”

“¿…Buscador?”

“Sí. Lo uso para que me traiga cosas. Del exterior. Mi tío no quiere que salga, y quiero que sea feliz, así que uso buscadores”

Ese hombre está muerto’ Dijo Garovel. ‘El cuerpo está vivo, pero no hay alma

“Hmm” Los ojos de Geoffrey se movieron, y Hector no estaba seguro a donde estaba mirando el joven. “Si no me vas a decir tu nombre, ¿entonces qué sobre aquellos dos?”

Hector parpadeó. “¿Qué?”

¡Nos puede ver!’ Dijo Bohwanox.

“¿Por qué? Sí, puedo” Sonrió Geoffrey. “¿Se supone que no?”

Los segadores retrocedieron incluso más.

“Preguntaste qué es ‘esa cosa’” Dijo Geoffrey. “¿Te estaba refiriendo a mí?”

’ Dijo Garovel. ‘¿Qué eres?

“No sé qué quieres decir”

NO eres un humano’ Dijo Bohwanox. ‘¿Por qué te pareces a uno?

“Hmm. Sabes, siempre he tenido la sensación de que no era un humano. Todos me tratan como uno, así que no pensé mucho sobre eso, pero pareces saber lo que estás diciendo. De todas maneras, ¿Qué son? ¿Fantasmas?” Geoffrey se acercó y estiró su mano para tocar a Bohwanox.

Hector se interpuso en su camino. “¿Ma… Mataste a ese hombre?”

Geoffrey miró de nuevo a Hector. “No has contestado ninguna de mis preguntas, y aún continuas preguntándome más. Estás probando mi paciencia”

“Que mal” Dijo Hector. “¿Lo mataste?”

“Supongo que lo hice” Dijo Geoffrey. “El alma, como tu amigo la llamó, siempre se destrozan cuando las tomó por mi cuenta. Ahora sal de mi camino. Deseo inspeccionar tu fantasma” Intentó empujar más allá, pero Hector lo retuvo.

“No lo creo”

“Hmm. Interesante”

En un instante, algo rojo destelló por la visión de Hector, y repentinamente, su antebrazo se había ido, la carne y el hueso fueron cortados tan limpiamente que tomó un momento para que comenzara a sangrar. Geoffrey sostenía el miembro cercenado por la muñeca.

Hector permaneció imperturbable.

Geoffrey tiró la carne por encima de su hombro y lo miró. “¿No dolió?” Preguntó.

Hector lo golpeó en la boca, y Geoffrey voló hacia atrás, cayendo sobre el sofá. “¿Y eso?”

Geoffrey inmediatamente se levantó, agitando su cabeza. “Eso fue sorprendente” Dijo. Y cuando miró hacia arriba, una sombra carmesí estaba cubriendo su boca.

La mano creció de nuevo, y los ojos de Hector se ensancharon. “¿Qué es eso?”

“No veo razón alguna para decirte” Geoffrey saltó hacia delante y lo golpeó, pero Hector sólo tomó el ataque y lo golpeó en los intestinos, enviándolo incluso más lejos que antes. Cuando Geoffrey se levantó, esta vez, la sombra roja cubría su estómago. Comenzó a reír. “¡Interesante! ¡Golpeas duro!”

Hector esperó mientras que el joven se acercaba. Los segadores retrocedieron al corredor, observando desde el otro lado de la puerta. “¿Qué demonios eres?”

“Una buena pregunta” Dijo Geoffrey. “También me gustaría saberlo. Pero justo ahora, estoy más interesado en qué son ustedes. No vas a dejar que los toque, ¿no?”

Hector no respondió.

“Bien” Geoffrey ondeó su mano, y el hombre en la silla surgió y saltó sobre Hector, golpeándolo y mordiéndolo.

Hector lo envió a volar, pero no antes de que Geoffrey pasara corriendo. No había nada entre él y los segadores. Ellos se separaron, y Geoffrey fue tras Bohwanox. Hector los persiguió, pero estaban muy lejos. Geoffrey extendió su mano, y parecía que Bohwanox todavía estaba demasiado lejos, pero de la mano de Geoffrey, la misma sombra roja voló hacia delante, dentada y rápida, cortando la espalda del segador.

¡Agh!

“¡Sólo quiero tocarte!” Rió Geoffrey.

Hector estaba allí. Agarró a Geoffrey por el collar y lo lanzó contra la pared, manteniéndolo clavado ahí. Miró a Bohwanox, quien estaba dando vueltas en el aire. “¿¡Estás bien!?”

Humo fantasmal color blanco y negro emergió de la herida. ‘N-no estoy seguro’ Dijo, haciendo muecas.

Te vas a recuperar’ Dijo Garovel. ‘Pero necesitas irte ahora. Has hecho todo lo que podías aquí

S-sí, muy bien’ Bohwanox desapareció a través de la pared.

“¿¡Hey, adonde se fue!?” Dijo Geoffrey. “¡Regresa! ¡No terminé!”

Hector formó un puño y lo golpeó en el rostro con toda su fuerza. La pared se agrietó detrás de la cabeza de Geoffrey.

Pero la sombra roja estaba allí de nuevo, y cuando se desvaneció, el rostro de Geoffrey permaneció sin manchas. “Tus ataques duelen” Dijo Geoffrey. “Pero no los hiere. No como esto” Atravesó el pecho de Hector con una mano cubierta de rojo. Sangre se esparció por todo lado. la mano de Geoffrey salió por la espalda de Hector, agarrando un corazón extraído.

Sangrando por su boca, Hector no se movió. “¿…estabas diciendo?” Le dio un cabezazo, se echó para atrás, y pateó a Geoffrey a través de la pared.

Geoffrey voló hacia la sala de billar. Madera y yeso llovió sobre la mesa de billar, aterrizando allí. Se levantó y miró el corazón sangriento en sus manos. “¿Cómo diablos…?” Su mirada yacía en Garovel. “Es obra suya, ¿no?” Se puso de pie.

¡Detrás de ti!’ Gritó Garovel.

Hector de inmediato supo lo que significaba. El hombre títere de Geoffrey estaba corriendo hacia él. Hector dio un paso hacia la derecha, atrapando al hombre, y enviándolo directo hacia Geoffrey. El par se estrelló en un ventilador de techo y golpeó el suelo en un montón de vidrio roto y madera astillada.

Una vez más, Geoffrey se levantó. La sombra roja cubría todo su cuerpo antes de desaparecer de nuevo. “Estás comenzado a fastidiarme”

“Nunca he sido muy bueno haciendo amigos…” El pecho de Hector comenzó a reformarse por segunda vez esa noche.

Geoffrey ondeó su mano. Cuando su hombre títere no saltó inmediatamente hacia delante, se giró para ver por qué.

Pequeñas cortaduras llenaban el rostro del hombre, y su pierna estaba doblada de manera incorrecta. Luchaba incluso para levantarse, colapsando después de un momento.

Geoffrey frunció el ceño. “¿Ya roto? Sólo hice este” Suspiró. “Oh, bueno” Un destello rojo dividió al hombre en dos. La sangre no comenzó a brotar hasta que su cuerpo golpeó el suelo.

Hector frunció el ceño. “¡Maldito…!”

“Parece que necesito nuevos buscadores” Dijo Geoffrey, acercándose. “Talvez debería hacer las cosas simples y sólo tomarte” La sombra roja giró libremente por el cuerpo de Geoffrey, acumulándose en una forma gigantesca.

Hector regresó al corredor, pero la sombra todavía lo envolvió. Golpeó violentamente su agarre, esperando algún tipo de dolor horrible o apagón, pero nada. Se giró hacia Garovel, quien parecía completamente despreocupado, e incluso extrañamente entretenido.

El rayo carmesí regresó a Geoffrey, y el joven miró a Hector incrédulamente. “¿¡Por qué!? ¡Deberías ser mío, ahora!”

Tonto’ Dijo Garovel. ‘No puedes tenerlo. Ya me pertenece

Geoffrey azotó con un látigo rojo.

Hector y Garovel se separaron en el camino. Geoffrey fue tras el segador. Garovel se deslizó a través de una pared, y cuando Geoffrey se giró, ese casco de metal estaba junto en su rostro. Hector lo lanzó a lo largo del pasillo, dejando una grieta impresionante en la pared lejana. Ya podía ver a Geoffrey levantarse mientras que el cráneo de Garovel se asomaba por la pared.

Hector’ Dijo el segador. ‘Esta es una batalla perdida

¿Qué quieres decir? Lo estoy haciendo bien, ¿no?

Por un momento. Pero no estamos preparados para esta batalla. No hay tiempo para explicarlo. Necesitas recordar a qué vinimos aquí

La expresión de Hector se amargó. ‘Los niños…

Colt probablemente estará necesitando tu ayuda justo ahora

Vio a Geoffrey cargar hacia él.

-+-+-+-+-

La conversación terminó abruptamente cuando un golpe fuerte sacudió la puerta. Los tres hombres se miraron mutuamente por un momento.

“¿Qué diablos fue eso?” Dijo Swank.

Rofal agarró el teléfono de su escritorio.

La mirada de Colt se endureció. “¿A quién estás llamando?”

Rofal lo miró, pero no respondió. “Reporta” Le dijo al receptor. Un breve intervalo de tiempo pasó mientras escuchaba. “Ya veo”

Colt se movió en el asiento. No le gustaba mirar el rostro de otro hombre.

Rofal colgó y comenzó a marcar de nuevo.

Colt no pudo esperar más. Se abalanzó y arrancó el teléfono del agarre de Rofal.

“Así que este era tu juego” Rofal estaba demasiado tranquilo. “Me decepcionaste, Colt”

Colt aplastó el teléfono contra el suelo.

Rofal se levantó mientras que los hombres entraban por una puerta lejana. “Felicitaciones” Dijo. “Has adivinado correctamente la siguiente llamada que iba a hacer. Tus hijos todavía están de camino aquí”

Evaluó los números. Siete contra uno. Todos armados, salvo sí mismo.

“Supongo que podría encontrar otro teléfono, pero ellos deberían estar aquí en cualquier minuto, ¿así que por qué molestarme? Al menos ahora, me es claro tu propósito” Rofal caminó alrededor del escritorio. “Pero sabes, no soy nada si no soy determinado. Te daré otra oportunidad”

“¿Es así?” Dijo Colt.

“Cuando ellos lleguen, te permitiré escogen cuál de los dos deseas conservar”

“Como mierda lo harás”

“Rehúsate, y tomaré a los dos. Y no los mataré, Colt. Ellos serán mis hijos. No tengo ninguno propio, como ves. Los criaré. Me amarán. Te odiarán. Y cuando estén lo suficientemente grandes, los enviaré para que te maten en mi nombre”

La expresión de Colt parecía ser suficiente para asesinar a todos en la habitación.

“Acepta mis términos, y tendrás permitido conservar a uno para ti. Nuestra amigable relación podría continuar, y talvez con el tiempo, serás capaz de ganar de vuelta a tu segundo hijo”

Apretó sus dientes. “Voy a matarte”

“Pareces tan decidido no dejar este edificio con vida. ¿Talvez preferirías observar como los mato en frente de ti antes de que también mueras? Eso de seguro me ahorraría tiempo y esfuerzo”

Otro golpe violento sacudió la habitación incluso más fuerte que antes. Todos se giraron nerviosamente.

“No soy del que deberías estar preocupado justo ahora” Dijo Colt.

“¿Quién–?”

Las puertas dobles se abrieron de golpe, y el chico entró corriendo a la habitación, el casco de metal mirando a todos. Un rayo rojo lo siguió y se balanceó hacia él. El chico esquivó el primer par de ataques antes de que perforaran su pierna, haciéndolo caer en su rodilla. Algo de rojo estaba enrollado alrededor del chico como una soga, levantándolo, y luego azotándolo contra el suelo. El chico luchó en sus ataduras mientras que Geoffrey entraba a la habitación, la fuente del rojo.

“Perdónanos, Tío”

“¿Quién demonios es este?” Preguntó Rofal.

“Se reusó a decirme” Dijo Geoffrey. “Deberías retroceder, Tío. Él es bastante peligroso. Y muy protector de–” Geoffrey se ahogó en su palabra cuando el chico comenzó a halar el rayo rojo, arrastrado a Geoffrey hacia él.

Una hoja roja dentada creció en la otra mano de Geoffrey, y atacó al chico. Cortó el casco y se quedó allí. El chico lo haló el resto del camino y lo golpeó en la mandíbula, liberándose a sí mismo. Lanzó a Geoffrey a través de la habitación, quien colapsó en la mesa mientras aterrizaba.

El chico miró a Colt. “¿¡Dónde están!?” Dijo.

Todavía un poco aturdido, Colt luchó para responder. “¡Pronto!”

De vuelta en sus pies, los ojos de Geoffrey buscaron frenéticamente. Apuntó a unos pocos lacayos de Rofal. “¡Ustedes tres!” Una oleada de carmesí se precipitó y los envolvió. Rápidamente entraron en pánico, comenzaron a gritar como si estuvieran en llamas, luego, todos de repente, cayeron en un silencio mortal. “¡Mátenlo!” Saltaron hacia el chico, separándose para atacar desde ángulos diferentes.

Recuperándose, Colt tomó ventaja del caos. Mientras que los otros incompetentes estaban distraídos, corrió hacia la espalda de uno de ellos. Lo pateó en la parte trasera de su rodilla, tomó al hombre en un estrangulamiento con un solo brazo, y le robó el arma de su funda con la otra. Dos disparos, dos lacayos muertos.

El chico estaba lanzando a los tres como si fueran sillas de jardín. Por alguna razón, Geoffrey parecía decidido en rodear al chico en vez de luchar directamente con él, y el chico parecía igualmente decidido en proteger su terreno.

Rofal hurgó a través de su escritorio, sin duda alguna buscando un arma, pero cuando vio que Colt ya tenía un arma sobre él, se detuvo y se alejó. Desde la primera vez que Colt lo había visto, el hombre parecía genuinamente asustado. “Se razonable, Colt… si me matas–”

Colt le disparó en el pecho.

Rofal cayó, y sus manos tocaran en vano la herida de su pecho mientras observaba a Colt acercarse. “¡No…!”

“Sí” La bala salpicó el cerebro de Rofal por todo el suelo.

Sin embargo, no se sentía tan satisfecho.

“¿¡Qué has hecho!?” Alguien gritó. Era Geoffrey. La sombra roja hirvió alrededor de él. “¿¡Qué has HECHO!?”

Colt abrió fuego. La sombra roja reflejó cada bala, causándole a Geoffrey apenas una mueca momentánea. Pronto, el cartucho se acabó.

El chico corrió y agarró a Geoffrey por el brazo, luego, lo arrojó al pasillo. Uno de los secuaces de Geoffrey estaba de vuelta, y Colt golpeó su cráneo con la culata de la pistola.

“¿¡Qué diablos es esa mierda roja!?”

“No tengo tiempo” Dijo el chico. “¿Adónde van a llegar tus hijos?”

“¡No sé!”

“¡Piensa!”

“Ah–talvez el elevador en el dormitorio de Rofal. Pero podría ser justo en la entrada principal. No puedo saber para–”

El rojo voló a través de la puerta e iba directo hacia Colt. El chico saltó en frente de él y este perforó su pecho, perdiendo un montón de sangre. La sombra dentada se detuvo cerca del estómago de Colt.

“¡Ve!” Gritó el chico. “¡Miraré la entrada!”

Colt no necesitaba una segunda vez. Se detuvo sólo para agarrar el arma de uno de los cuerpos muertos. Los otros dos secuaces se pusieron de pie, barriendo hacia él. Colt no titubeó en dispararles en la cabeza.

Pateó la puerta del dormitorio de Rofal. El elevador yacía en el extremo izquierdo, continuo del baño. Los números arriba de la puerta del elevador ya estaban alumbrando en orden descendente.

Colt se metió en el baño y esperó.


Anterior | Índice | Siguiente


Anuncios

Un comentario sobre “TZK L1-C10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s