TZK L1-C12

(6/6)

Sin más…


Capítulo Doce: ‘O, vigilante corazón, mirad…

Hector había estado aliviado de tener la ayuda de Bohwanox para encontrar su camino a casa. El segador sabía exactamente donde estaba la Calle Cedro y no tuvo problemas en guiarlo hacia las cercanías más familiares antes de irse volando. Estaría preocupado de que Bohwanox tuvieran problemas encontrando a Colt de nuevo, pero el segador al parecer con compartía su preocupación.

Acostado en la cama, Hector se despertó con Garovel flotando sobre él.

Mejor despierta ahora’ Dijo el segador. ‘Las personas comenzarán a preguntarse en donde estás si faltas más días a la escuela

Se dio la vuelta. Su cuerpo se sentía como un saco de ladrillos. “Es fin de semana…”

No más. Has estado durmiendo por cuatro días

“Ugh… por supuesto…”

Yo sólo dormí por dos. Eres un cobarde

Miró al segador incrédulamente y sacudió su cabeza. “Así que ya te recuperaste, ¿entiendo?”

La mayor parte. Vamos, levántate

Gruñó y se sentó en el borde de la cama “Me siendo jodidamente terrible…” Como lo usual, todo le dolía, su pecho más que todo. Tenía un tipo de picazón ardiente allí que le hacía lamentar cada respiro que tomaba. “Agh, Garovel… ¿Por qué…?” Dio una risa gimoteante. “Esto apesta…”

Lo sé. Logré mitigar algo de ello cuando dormías, pero los próximos días serán un poco duros

“Me arrepiento de todo…”

A nadie le gustan los quejetas

“Especialmente me arrepiento de salvarte…”

De vuelta a ti, Hector. De vuelta a ti

Su risa se rompió en una sonrisa con mueca. “¡Por favor…! ¡No me hagas reír…!”

Lo siento

Lentamente se vistió y caminó por las escaleras con patas de madera. Encontró a su padre en el comedor, supervisando un café y el periódico.

Por sólo la apariencia, Samuel Goffe era seguramente el padre de Hector. Ellos compartían sus contexturas esbeltas, sus narices delgadas, sus prominentes cejas, y sus tonos de piel ligeramente oscuros. La única cosa que Hector tomó de su madre eran sus ojos y cabello, pero como mantenía con la cabeza rapada, sólo dejaba el anterior.

“Buenos días, hijo”

“Buenos días…”

Hector se sirvió un tazón con cereal. Y un tazón con harina de avena. También agarró un muffin de chocolate. Luego una banana. Un vaso con leche, también. Algo de yogurt de fresa. Mantequilla de maní en una tostada. Y un par de waffles como extra. Se sentó frente a su padre.

Mientras comía, siguió esperando que su padre trajera el tema de su asistencia a la escuela, pero el hombre parecía contento con el silencio. Hector podía ver la taza sacudirse mientras su padre tomaba un sorbo.

Garovel flotaba alrededor de la mesa. ‘Talvez deberías preguntarle algo

¿Como qué?

No sé. ¿Cómo va su día? Di algo

No…

¿Por qué no?

Es sólo que… no…

El segador hizo una cara, pero no presionó más.

Su padre terminó su café y se movió a la sala de estar para observar las noticias matutinas. Hector devoró el resto de su desayuno, subió las escaleras, se cepilló los dientes, agarró su mochila, y caminó hasta la parada de autobús.

Sin embargo, Garovel no estaba preparado para dejar ir el tema del padre de Hector. ‘Sé que no tienes la relación más cálida con tus padres, pero aun así. Podrías haber, por lo menos, intentado tener una conversación con él

No tenía sentido’ Dijo. ‘Papá estaba teniendo un mal día…

El esqueleto levantó una ceja. ’¿Qué quieres decir?

Mi padre está medicado’ Dijo. ‘Algunas veces, él tiene… días malos… y… digo, incluso normalmente, no es muy… hablador. Pero… le gusta estar solo en sus días malos…

Hmm. ¿Qué tipo de medicación?

Eh… honestamente, no estoy seguro…

¿Qué?

Mis padres siempre me los han… escondido… creo que Papá está avergonzado por esto. Y Mamá sólo… no sé…

Entonces, ¿cómo pudiste decir que estaba teniendo un mal día?

Por una cosa, estaba en caso cuando debería haber estado en el trabajo. Y… pude ver el temblor… en sus manos. Estaban débiles, pero…

Ah’ Garovel se detuvo. ‘Sabes. Podría seguirlo y probablemente averiguarlo, si quieres

Los ojos de Hector se abrieron, y sacudió su cabeza. ‘N-no, eso es… por favor no lo hagas…

¿Por qué no? ¿No te gustaría saberlo?

Yo sólo… Eso es, um… Mis padres son personas muy cerradas. Mi papá incluso más que mi mamá. No… quiero… hacerle eso… Digo, él no quiere que lo sepa, así que…

El segador se encogió de hombros. ‘Si eso dices. Personalmente, creo que sería mejor saberlo, pero es tu familia

En el autobús, Hector tomó el asiento detrás del conductor y miró por la ventana. Garovel flotaba justo afuera.

¿Tú tampoco, um…sabes qué es Geoffrey? Bohwanox pensó que talvez tu tendrías una idea

Desearía saberlo’ Dijo. ‘Pero esa criatura… Nunca he visto algo como eso antes. Estaba tan…

¿Tan qué?

Mal

¿A qué te refieres…? ¿Como, su aura estaba realmente jodida o algo?

Esencialmente, sí. Pero no parecía un alma humana que se había corrompido de alguna manera. Comenzando de que parecía completamente inhumana

Hmm…

La maldad pura no existe’ Dijo Garovel. ‘Las personas sólo pueden ser malas en la medida que toman decisiones malvadas–poseen la intención de dañar o causar sufrimiento. Acciones malvadas. Incluso las personas que hacen cosas malvadas puramente por diversión todavía son humanas. Sí, son retorcidas. Tienen tendencias malvadas, pero todavía no están HECHOS de mal. Pero… el aura de Geoffrey… No puedo pensar en otra cosa para describirla. Era como una consciencia malvada

Hector levantó una ceja. ‘Entonces… ¿estás diciendo que Geoffrey es maldad pura?

¡No! ¡Estoy diciendo que él NO! ¡Ya que no existe tal cosa!

¿Entonces por qué tocaste el tema? ¡Lo estás haciendo confuso!

¡Porque ES confuso! ¡Todavía no sé qué es él! ¡Y al ver de la forma que actuó, es fácil sentir como si él fuera el mal encarnado o alguna mierda!

Hector suspiró. ‘Lo que sea… No tiene sentido…

Tch. Necesito descubrir más

Hector miró pesadamente al segador. ‘No vas a ir a ninguna parte sin mí. Es muy peligroso con él afuera

Oh, por favor. Las probabilidades de que me encuentre aleatoriamente con Geoffrey son ridículamente bajas. Incluso si lo fuera, sólo pasaría de él

No sabes eso’ Dijo Hector. ‘Incluso si no sabes qué es Geoffrey, entonces definitivamente no sabes de lo que es capaz… Digo, todavía podría tener habilidades que no vimos antes…

Hector, he estado haciendo esto desde hace mucho tiempo. Puedo manejarlo por mí mismo

No vas a ir a ninguna parte sin mí’ Repitió.

Garovel bajó su ceja. ‘Estás siendo muy irrazonable hoy

No me importa… No vas a salir y ser asesinado mientras que yo estoy sentando en una puta lección de biología…

Te das cuenta que tú eres el sirviente en esta relación, ¿cierto? No tengo que escucharte. Podría ponerte a dormir y volar al otro lado del planeta, si quisiera

Hector sólo lo miró.

Ugh, bien. No me voy, por el momento. Pero necesitaré aventurarme por mi propia cuenta tarde o temprano. Eventualmente, vas a tener que confiar en que sé lo que estoy haciendo

El autobús hizo sonar la bocina en el pare en frente de la escuela, y Hector salió.

Dime cómo matar a Geoffrey’ Dijo mientras caminaba. ‘Antes dijiste que no estábamos preparados para luchar contra él. Entonces… prepárame

El segador flotaba delante de él. ‘¿Estás resuelto en matarlo?

Es él o yo, ¿no? No es una decisión complicada. Yo… lo habría hecho antes, si hubiera podido…

Él o NOSOTROS, Hector

Ci-cierto…

Bien. Con el fin de herir a Geoffrey, tienes que ser capaz de romper la sombra roja que lo protege

De acuerdo…

La razón por la que parecía un escudo impenetrable era porque tus ataques sólo fueron físicos, mientras que la sombra roja era ambas, física y mental. Esa sombra es algo real e imaginario al mismo tiempo, lo cual es el por qué parece estar desapareciendo y apareciendo constantemente

¿Imaginario? Pero si es imaginario… entonces…

¿Cómo puede existir? Porque la realidad es relativa. Tómame como ejemplo. Soy imaginario. Todos los segadores lo son. Relativamente para nuestros sirvientes, y aparentemente Geoffrey, existimos. Pero relativamente para el resto del mundo, no

Pero… los poderes que me concedes son definitivamente reales…

Aquellos poderes son el resultado de un matrimonio entre algo real y algo imaginario. Es lo mismo que el escudo de Geoffrey

Creo entenderlo… talvez…

Entonces, con el fin de luchar contra eso, tienes que añadir un lado–mental o imaginario– a tus ataques

¿Y cómo hago eso?

Oh, no es muy difícil. Ya que tu cuerpo tiene su alma “hueca”, por así decirlo, serás capaz de ganar un sentido más fuerte de tu propia presencia e incluso comenzarás a manipular tu alma de diferentes maneras. Serás capaz de conseguir las bases con bastante rapidez. Es sólo cuando te quieres convertir genuinamente proficiente que las cosas van menos suave, pero no nos preocuparemos mucho sobre eso. Por ahora, principalmente nos concentraremos en intentar desarrollar tu habilidad de materialización. Espero que sea inmediatamente más útil

Hmm

Por otro lado, en el interés de la revelación completa, en realidad hay dos maneras de que tu poder de metal pueda crecer

¿Oh?

Lo primero es meditar, justo como lo has estado haciendo. Toma su tiempo, pero es la más confiable de las dos

¿La otra es más rápida?

Mucho más, sí. El segundo método es lanzarte a ti mismo en una situación increíblemente peligrosa, casi al punto de matarnos, y esperemos que la desesperación y el ímpetu de adrenalina sean suficientes para forzar un avance

¿Qué mierda? Eso suena…

¿Temerario y estúpido? Sí. No vamos a intentar ese. La parte de ser casi asesinados es un rompecorazones para mí

Huh. Bien… Pero, um… sobre este poder de alma o lo que sea. ¿Cuándo debería, um… comenzar a trabajar en eso?

Lo haremos–

“¿Hector? ¿Estás bien?”

Finalmente, al llegar a su casillero, se giró y vio a Micah allí. “Uh… hola. Estoy–Estoy bien. ¿Por qué?”

“Bueno, es sólo que, estás caminando como medio-muerto o algo así”

“Ha… eso es, um… sí…”

“¿Te pasó algo?”

Mierda, ¿qué digo?

Uh… ¡Te caíste por las escaleras!

¡Eso es estúpido!

¡Sólo dilo!

“¡Me caí por las escaleras!” Exclamó.

“Santo cielo, ¿en serio?” Micah se acercó, mirándolo de arriba para abajo. “¿Es por eso que no has estado yendo a la escuela? ¿Te rompiste algo? ¿Fuiste al hospital?”

“N-no… estoy bien. Sólo algo… mal herido…”

“Wow, amigo. ¿Necesitas que cargue tu mochila?”

Apretó su agarre en las correas. “Es-está bien… Me gustaría llevarla mí mismo”

“Bien, bueno… ven a sentarte de nuevo con nosotros al almuerzo, ¿de acuerdo? Estábamos preocupados cuando no apareciste a la escuela los pasados cuatro días. Sheryl pensó que talvez ella te había asustado o algo así”

“Ah… sí, bien…”

Ellos caminaron a clases juntos, y Hector estuvo alegre cuando pudo enterrarse en su silla en la esquina del salón y sólo escuchó al profesor. Era difícil entender, tras haberse retrasado con la tarea, pero le dio la bienvenida a la cómoda normalidad de esto. Y a la silla. No tener que caminar de nuevo era genial. Se frotó el pecho y cerró los ojos, intentando no gruñir.

Por otro lado’ Dijo Garovel. ‘¿Te estás sintiendo bien? En tu cabeza, no en tu cuerpo

Hector le lanzó una mirada. ‘¿Disculpa…?

¿No te estás sintiendo mareado o desorientado en absoluto? ¿No hay una confusión inexplicable o algo parecido?

No… ¿por qué?

Por nada

Garovel…

El segador titubeó. ‘Cuando estoy cerca de la muerte, comenzará a afectarte. Tu consciencia comenzará a…bueno… desgarrarse de tu cuerpo. Talvez incluso se destruya en el proceso

Ah… ¿y la desorientación es un signo de advertencia?

Sí. Supongo que no estaba tan herido como pensaba. Estarías sintiendo algunos efectos prolongados, si lo estuviera

Hector luchó todo día. Deseó no haber caminado tanto. Pocas veces, consideró saltarse la clase y tomar una siesta en algún lado, pero sabía que Garovel no se lo permitiría. Intentó prestarle atención a cada lectura, pero sentía que había perdido más de unas pocas cosas.

La clase de historia era la peor de todas. El Sr. Cormac estaba hablando sobre el surgimiento del sindicato de trabajadores, y las personas seguían levantando sus manos para preguntar cosas sobre la familia real. Hector dejó de intentar seguir lo que estaba ocurriendo y sólo cerró los ojos.

Garovel, sin embargo, no. ‘Algo está extraño aquí…

¿Hmm?

Levanta tu mano y pregunta por qué todos están tan interesados en la Corona

¿Qué? ¿Por qué?

Porque quiero saber

Pero… no me gusta… participar…

No me importa. Puedes ser un bastardo tímido en tu propio tiempo

Suspiró y levantó la mano.

El Sr. Cormac miró la mano por un momento, a punto de perder su paciencia. “¿Sí, Hector?”

“Uh… lo siento, sólo deseo saber… ¿por qué… todos estaban preguntando por la familia real…?”

Unas pocas risas resonaron, y todos en el salón se giraron para mirarlo.

Sus nudillos quedaron blancos alrededor del borde del escritorio. ‘Oh, mierda. ¿Qué me hiciste hacer…?

“Estás bromeando, ¿cierto?” Dijo alguien.

“¿Realmente no sabe?” Dijo otra persona.

Intentó derretirse en su asiento. “¿Algo… pasó…?”

“Sé que has estado ausente” Dijo el Sr. Cormac. “¿Pero no escuchaste las noticias de tus padres o algo?”

“¿Es-escuchar qué…?”

“Hace tres días, alguien intentó asesinar a la Reina”

Hector y Garovel intercambiaron expresiones confusas.


Anterior | Índice | Siguiente


Anuncios

3 comentarios sobre “TZK L1-C12

  1. ¡Ooooh, pero que final! ¡Amo esta serie!
    Es mas profunda que la mayoría de las que encuentro y ese toque oscuro hace que me emocione cada vez que veo un capítulo nuevo.
    ¡Gracias por traducirla!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s